¿En qué gastarán los ciudadanos su aguinaldo?

Foto: 
Enfoque
 
Alberto Ramírez

Varias empresas ya comenzaron a cumplir con el pago del aguinaldo, el cual es una prestación laboral y un derecho de los trabajadores, sin importar la rama a la que pertenezcan y el nivel jerárquico que tengan.

 

Muchos lo utilizan para pagar sus deudas, para afrontar los gastos propios de la época, incluso para “prestarle” dinero a los Reyes Magos. Hay otros que prefieren invertirlo en bienes raíces o ahorrarlo para la fiesta de cumpleaños de la hija.

 

En un sondeo efectuado por Imagen Poblana, averiguamos en qué gastarán los poblanos su aguinaldo.

 

“Mi aguinaldo lo administra mi esposa (risas). Lo ocupamos para la cena de Navidad, adornar la casa, comprar ropa y pues si sobra algo, para ahorrarlo, porque la cuesta de enero sí que cuesta trabajo en ocasiones”, comentó Alfredo Ponce.

 

Por su parte, Rosalba Castillo aseguró que su aguinaldo, junto con el pago de su quincena, lo empleará para dar el enganche de un carro. “Por fin podré pagar el enganche de mi carro. Ahorré un poco y junto con mi quincena y el aguinaldo por fin me sacaré un carro. Soy soltera y siempre he querido tener mi carro y al fin se hará realidad mi sueño”.

 

Norberto Rojas cumplirá la promesa hecha a su familia el año pasado y vivirá estas fiestas decembrinas en la playa.

 

“Ocuparé mi aguinaldo para llevarme a mi familia a Acapulco, allá pasaremos la Navidad y el Año Nuevo. Es una promesa que hicimos mi esposa y yo a mis hijos. Están muy contentos, porque a los niños no se les olvida nada y siempre me lo estaban recordando. Yo me siento contento por ellos y porque siempre es mejor vivir estas celebraciones en familia”.

 

Sin embargo, el panorama no es igual para todos, como en el caso de Alfonso Pérez, que usará gran parte de esta prestación para saldar algunos adeudos.

 

“Mi aguinaldo lo usaré para pagar el préstamo que pedí para la fiesta de mi hija. Quizás a destiempo, pero es una bendita prestación que a muchos nos saca de apuros. Por eso me animé a pedir el préstamo y pagarlo con mi aguinaldo. Me sobrará un poco y con eso veremos qué hacer para la cena de Navidad”.

 

Si bien el aguinaldo es un dinero extra de lo que se recibe quincenalmente, es importante tomar precauciones y no permitir que se esfume por la euforia navideña.