“Las niñas bien” llegaría a cines mexicanos hasta diciembre de 2018

 
Notimex

"Las niñas bien", del productor Rodrigo Sebastián González, una adaptación del libro de Guadalupe Loaeza, ya se terminó de rodar y de manera tentativa en diciembre de 2018 se vería en cines mexicanos.

 

Rodrigo Sebastián González indicó en conferencia de prensa que la cinta protagonizada por Ilse Salas, Cassandra Ciangherotti, Johana Murillo, Jimena García y Anajo Aldrete “sobrepasó temblores, amenazas de bombas y embarazos, pero fue un trabajo muy lindo”.

 

Comentó que afortunadamente conoció a la escritora y encontró una obra enorme con personajes que describió como divinos, por lo que quiso inspirarse en ellos para desarrollar una historia en el cine.

 

En ese proyecto se junta el talento de la directora Alejandra Márquez, que “después de ver su trabajo en Semana Santa nos dimos cuenta era la indicada para desarrollar el guión y crear una trama actual, aunque está ambientada en el año de 1982, es de época, pero las crisis son muy parecidas”.

 

El realizador también dio a conocer que el filme empezó hace tres años, logrando un acuerdo de derechos entre Loaeza quien, dijo, fue muy dura para negociar, pero finalmente ambas partes llegaron a un acuerdo.

 

Enfatizó que ella confió en la producción y están agradecidos de que “nos haya prestado a sus lindos personajes”.

 

En tanto, la también productora Gabriela Maire aseveró que ésta no es la comedia típica que muchos esperarían por el título que tiene, sino que encontraron elementos para hacerla muy humana, correcta, desde una mirada más fresca.

 

El relato se centra en una mujer que pierde su estatus y mostrará cómo se adapta a la nueva realidad, con telón de fondo de algunos problemas, junto con la sensación de perplejidad que tiene esa clase social, de no sentirse responsable de lo que pasa a su alrededor.

 

Por su parte Márquez añadió que le parece interesante que se puedan hacer películas que hablen de ciertos temas sin caer en el chiste fácil, “sin reirnos de una realidad que cada vez es más angustiante”.

 

Entonces retomaron el espíritu de Loaeza con mucho amor e inquietud y le pusieron un poco de angustia, de realidad, para que no se quede en la anécdota divertida, “ya que debe tener una trascendencia”.

 

Rodrigo Sebastián González agradeció a Cinépolis la distribución, quien mostrará la película a nivel nacional. “Es una compañía que apoya al cine mexicano, desde el inicio del proyecto nos ha dado la confianza y siempre nos ha respondido”, dijo.