Lourdes Portillo, primera mexicana en ganar premio a documental en EUA

Foto: 
Twitter
 
Notimex

Los Ángeles.- Lourdes Portillo será la primera cineasta mexicana y latina en recibir el máximo reconocimiento de la Asociación Internacional de Documentales (IDA), el cual le será entregado el próximo sábado durante una gala en Los Ángeles, California.

 

“Es una distinción que tiene muchísimo prestigio, ya que nada más los mejores documentalistas han recibido este premio, entonces para mí es un gran honor y no sé ni cómo recibirlo”, indicó Portillo en declaraciones a Notimex.

 

Nacida en el estado mexicano de Chihuahua y radicada en San Francisco, California, desde hace más de 40 años, Portillo empezó su carrera como documentalista en 1979 con el trabajo titulado “Después del terremoto”.

 

“Crecí en Chihuahua hasta los ocho años, de ahí mis padres me llevaron a Mexicali (Baja California) y luego a Los Ángeles, en donde viví por unos años y después nos cambiamos a San Francisco”, recordó.

 

“Vivimos en Los Ángeles en una época muy difícil, casi igual a la que están viviendo ahora los inmigrantes en Estados Unidos con tanto racismo”, anotó la cineasta de trabajos como "Las madres de la Plaza de Mayo", "Señorita extraviada", "La ofrenda" y "El diablo nunca duerme".

 

Recordó que su gusto por el cine surgió debido a que su padre era periodista, un mundo que le interesó y la llevó a la producción fílmica. “Me encantó el trabajo, porque estaba muy relacionado con lo que hacía mi padre", añadió.

 

“Para una muchacha de mi clase, de mi raza, entrar al cine era muy difícil, pero poco a poquito me fui metiendo al ámbito del cine educacional y es ahí en donde empece a aprender”, recordó.

 

“La única manera de entrar a hacer cine era entrar al cine educacional o al cine documental y lo estudié en San Francisco y lo trabajé mucho, y ese ha sido mi destino”, aseveró Portillo.

 

“Por siempre se me hizo cuesta arriba por ser inmigrante, latina, mujer y madre y todo siempre se me complicó”, reconoció.

 

Recordó que en algún momento en Argentina recibió amenazas y también en Ciudad Juárez (Chihuahua), todo eso me afectó muchísimo “pero de manera afortunada no pasó a mayores”.

 

Indicó que todas sus películas le gustan y que las hizo porque quería hacerlas. "En ningún momento sentí que era una obligación, sino un deseo que se cumplió”, subrayó.

 

Portillo recién terminó el filme “Historias orales”, un trabajo sobre cineastas latinoamericanos en Hollywood y que hizo para LA/LA Pacific Standard Time y para la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas (AMPAS) de Estados Unidos.

 

"Fue magnífico hacerlo y ahora estoy pensando en que me gustaría algo sobre la Virgen de Guadalupe, pero apenas lo tengo en mi mente”, acotó.

 

Expresó que en todos sus trabajos siempre predominó su pasión por la búsqueda de la verdad, que ha sido su meta principal, indicó la cineasta, de 74 años, quien descartó que un retiro pueda estar pronto en sus planes.

 

“Aunque con la edad, ya uno se retira un poquitito, quiero seguir mientras haya fuerzas (...) mientras se pueda hay que seguir adelante y mientras el cuerpo aguante. Creo es lindo seguir trabajando y ser útil y hacer algo para la humanidad”, agregó.