No todo el cine mexicano es igual: director de “Cuando los hijos regresan”

Foto: 
Ángel Trinidad
 
Jaime López

Sin duda alguna, una de las quejas más frecuentes entre los cinéfilos locales respecto al séptimo arte hecho en México es que todas las producciones son iguales, que casi siempre exponen las mismas temáticas, una idea que para Hugo Lara, director de “Cuando los hijos regresan”, es errónea, propia de un prejuicio social.

 

“Hay mucha gente que estigmatiza el cine mexicano injustamente, y no todo el cine mexicano es igual, y hay buenas películas también”, expresó.

 

En entrevista con Imagen Poblana, el otrora periodista y crítico cinematográfico reprobó que muchos espectadores mal juzguen al cine nacional sin siquiera haberlo visto. Destacó que al igual que en otras latitudes del mundo, llámese Hollywood o Europa, hay cintas buenas, regulares y malas.  

 

En cuanto a si con el estreno de “Cuando los hijos regresan”, su ópera prima, puede comenzar una tradición de estrenar en época decembrina comedias familiares mexicanas, pues el año pasado debutó una obra similar (“Un padre no tan padre”), Lara mencionó que en la medida en que se produzcan películas de calidad, que atrapen al público, se podrán distribuir no solamente en temporada navideña, sino también en verano.

 

“Pues le vendría bien al cine mexicano, a la industria del cine, tener películas que se estrenen en diciembre y que le gusten al público. Es una época donde antes, en las últimas dos o tres décadas, las películas mexicanas no querían arriesgarse a competir con las películas de Hollywood”, dijo.

 

Por otro lado, consideró que la industria fílmica del país requiere tanto de buenas comedias, para fortalecerse en cuestión económica, como de obras que ganen festivales internacionales, las cuales -expuso- funcionan adecuadamente en un nicho de mercado específico.

 

Igualmente, consideró que para convertir una película de autor en un “blockbuster” se requiere de mayor planeación y análisis en las tres ramas que conforman el ciclo de vida de un filme: producción, exhibición y distribución. Mencionó que la industria nacional necesita profesionalizarse en el ámbito administrativo.

 

A decir del realizador de “Cuando los hijos regresan”, esta cinta tiene como objetivo atraer el mayor número de espectadores a las salas del país, así como sensibilizar y entretener a los cinéfilos.

 

Abundó que dicha puesta propone un retrato sobre las nuevas problemáticas que enfrentan las nuevas generaciones (como el factor económico), en comparación con los años cuarenta, cuando a los jóvenes que terminaban una carrera universitaria se les auguraba un buen porvenir.

 

Rechazó que hoy en día haya un choque generacional más notorio que en épocas pasadas y admitió que la mala situación financiera ha forzado el retorno de los vástagos a la casa de sus padres. Precisó que esto ocurre no solamente en la tierra del águila y el nopal, sino también en países del viejo continente.

 

“En España, estuvimos en Huelva, y la gente nos decía que es un tema muy vigente allá por el tema del desempleo, del paro. Alguien nos contó el caso de algún español que había tenido que sacar al abuelo del asilo para poder cobrar la pensión”, expresó.

 

El elenco de “Cuando los hijos regresan” está conformado por reconocidos intérpretes como Carmen Maura, Fernando Luján, Cecilia Suárez e Irene Azuela, así como por rostros famosos de la televisión nacional, tales como Erick Elías y Esmeralda Pimentel, y talentos emergentes como Francisco de la Reguera.

 

El título de “Cuando los hijos regresan” hace alusión al clásico estelarizado en los años sesenta por Fernando Soler, “Cuando los hijos se van”, que retrata los conflictos de una familia a partir de que los vástagos empezaron a dejar el lecho familiar. 

 

La cinta se estrenará el 21 de diciembre en las principales ciudades del país, incluida Puebla, y es la oportunidad para presenciar a la exchica Almodóvar Carmen Maura, en una pieza fílmica más relajada y divertida.