Más de 200 huevos de pterosaurios, preservados tridimensionalmente, han sido desenterrados en el noroeste de China, incluyendo 16 huevos que contienen restos embrionarios parciales, representando la primera vez que se han descubierto embriones de pterosaurios tridimensionales y también proporcionando una nueva percepción de la historia de vida de los gobernantes de los cielos en la era de los dinosaurios.