Los árboles de la Sierra Norte de Puebla son adquiridos en la temporada decembrina para decorar y llevar el olor de la naturaleza a los hogares.