Imagen Económica

6 años después, ¿vivimos mejor? (I/II)

Carlos Alberto Jiménez Bandala*

Se acaba el sexenio de Peña Nieto. Prometió que iba a “Mover a México”, que mejoraría la economía y el bienestar de la familia, que habría seguridad pública, ¿lo cumplió? En este espacio presentamos un análisis dividido en dos partes; en esta semana, hablaremos de la situación económica; la siguiente semana presentaremos la situación en materia de seguridad y violencia.

 

El año pasado tuvimos la inflación más alta en 18 años, a pesar de que el señor Carstens, otrora gobernador del Banco de México y el propio José Antonio Meade, entonces secretario de Hacienda, señalaron que la inflación se mantendría bajo control, nosotros calculábamos cerrar el año en una tasa de 6.8%, pero el martes el INEGI dio la cifra final: 6.77%.

 

¿Por qué se equivocaron tan brillantes economistas? Seguramente no se equivocaron, sino que mintieron. En este espacio lo hemos dicho muchas veces: si se equivocan que los corran por ineptos; pero si mienten, que los juzguen por traidores a la Patria.

 

Este aumento en el nivel de precios ha afectado el poder adquisitivo de los trabajadores. Más allá de todos los discursos que los economistas burgueses han repetido por medio de la prensa, la radio y la televisión y más allá de la cantaleta gubernamental que repite que estamos mejor, la realidad se palpa en las mesas del pueblo, ahí se respira el sufrimiento de la carestía.

 

Un sufrimiento que no es mera percepción, no está simplemente en la imaginación (como alguna vez Peña Nieto dijo), es real. Para demostrarlo comparamos los precios (oficiales) que publica la Secretaría de Economía para contrastar la situación de 2012 con la de 2018, a partir de responder una pregunta muy simple: ¿qué cantidad de productos compraba yo en 2012 y qué cantidad compro ahora en 2018?

 

Aunque el salario mínimo pasó de $64.76 al inicio del sexenio, a $88.36, (un aumento de 36%), sigue siendo insuficiente puesto que los alimentos se incrementaron en mayor medida. La tabla 1 muestra estas diferencias: antes de Peña Nieto un salario mínimo alcanzaba para comprar 3.7 kilos de aguacate, hoy solo alcanza para 2.5 kilos, es decir, las familias perdieron más de un kilo en su poder de compra; la tortilla es un caso similar, hoy las familias deben consumir 1 kilo menos; en el caso de la calabacita el salario alcanza para 2.5 kilos menos.

 

 

Casos menos graves se encuentran en la leche, que hoy alcanza para un cuarto de litro menos, la pechuga de pollo y el huevo que significa comprar medio kilo menos. Pero hay otros casos como el jitomate que se ha encarecido a tal grado que hoy el salario mínimo alcanza sólo para 4.4 kilos cuando antes alcanzaba para 11.1 kg., es decir, 7 kilos menos. La zanahoria ni se diga, antes un salario permitía comprar 20 kilos, hoy sólo 10 kilos.

 

 

Los energéticos también se elevaron en gran medida. El gobierno prometió que con la privatización de PEMEX y la Reforma Energética iban a bajar las gasolinas y el gas, la realidad es muy distinta. La Tabla 2 lo comprueba. Antes de Peña Nieto, debíamos trabajar 9.6 días para llenar un tanque de 60 litros con gasolina Magna, hoy debemos trabajar 11.5 días, es decir, para llenar ese mismo tanque con esa misma gasolina trabajamos casi 2 días más. Si se usa diésel hoy se requiere un día más de trabajo y si se usa Premium se deben trabajar 3 días más. Para comprar un tanque de gas de 20 litros, antes de Peña Nieto debíamos trabajar 3.7 días, hoy es necesario medio día más.

 

Lo anterior demuestra que Peña Nieto incumplió sus promesas, nuestras mesas se están vaciando porque los salarios alcanzan para comprar una despensa más pequeña que hace 6 años, debemos trabajar más para poder consumir lo mismo; sin lugar a dudas, en el plano económico, hoy no vivimos mejor. La ineficiencia del actual gobierno radica en empeñarse en seguir aplicando un conjunto de políticas económicas neoliberales que han demostrado ser erróneas. Es urgente ponerle fin al neoliberalismo.

 

*Profesor-Investigador Facultad de Negocios Universidad La Salle México

Miembro del Sistema Nacional de Investigadores

 

Twitter: @BandalaCarlos