Que son transitorios los factores que elevaron inflación, según Banco de México

 
Notimex

Los factores que llevaron a la inflación a niveles de 6.7% al cierre del año pasado son transitorios, por lo que se comenzará a ver una reducción a partir de este mes, aseguró el gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León.

 

Señaló que la inflación comenzará a reducirse a partir de enero y continuará con una tendencia descendente a lo largo del año, acercándose a la meta de 3.0 por ciento más/menos un punto porcentual hacia el cierre de 2018.

 

Durante el Seminario de Perspectivas Económicas 2018 "Retos y oportunidades para el próximo sexenio", organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), explicó que el repunte en la inflación hacia finales del año se debió principalmente al alza en los precios internacionales del gas natural.

 

"En la primera mitad del año fue sobre todo la depreciación del tipo de cambio y el aumento en las gasolinas el que tuvo un efecto importante en la inflación, y hacia el último trimestre del año fue, sobre todo, la dinámica y el incremento del gas LP", afirmó.

 

El funcionario reconoció que se enfrentan tiempos adversos, "tiempos en los cuales la inflación ha alcanzado niveles que no se habían registrado en muchos años, tenemos plena conciencia de los choques que están afectando la inflación".

 

Al respecto precisó que la depreciación del tipo de cambio, que derivó principalmente de la incertidumbre por la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), dio lugar a un incremento generalizado en los precios de mercancías, incluyendo alimentos y tabaco.

 

Mientras que en servicios la afectación es más moderada y está ligada a los efectos indirectos de las alzas en combustibles como el gas LP o las gasolinas.

 

Detalló que a su vez el precio de gas LP mostró un alza de 44 por ciento, como reflejo de condiciones climáticas en Estados Unidos (que presionó los precios de frutas y verduras por cosechas tardías), así como a los bajos inventarios de propano en ese país.

 

"Estos efectos se considera que son transitorios y deben de revertirse en el futuro cercano, pero tuvieron una incidencia muy importante en la inflación del cierre del año", puntualizó el gobernador de Banxico.