Falta de documentación y de información bancaria, los “argumentos” del IEE

Foto: 
Enfoque
 
Luis Alberto Cataño

El Consejo General del Instituto Electoral del Estado dio carpetazo al registro de ciudadanos que aspiran a una candidatura independiente, al cerrar este jueves la lista de posibles contendientes a 31, quienes tendrán que buscar el apoyo ciudadano y así entrar a la boleta electoral, dejando hasta este momento a 15 fuera de la carrera.

 

De los 31 que irán a buscar el apoyo ciudadano, tres lo intentarán para competir por Casa Puebla, seis más quieren ser candidatos a diputados, y los restantes 22 se apuntaron para alcaldías de diversos municipios a lo largo de la entidad, entre ellos la capital poblana.

 

A esta lista de 31, tres fueron sumados in extremis, al cumplir con una prórroga que dio el instituto hasta las 23:59 del pasado 8 de enero y entregar al final toda la documentación que les solicitaban; sin embargo, otros seis se quedaron con las ganas y tendrán que recurrir a otras instancias, como el Tribunal Electoral del Estado de Puebla o la Sala Regional del Instituto Nacional Electoral.

 

Mientras que los otros seis que estaban en la lista de prórroga, se quedaron fuera sin cumplir con lo que pedía el instituto.

 

15 están fuera de la lucha

 

Sin dar información a detalle de por qué 15 ciudadanos quedaron fuera de la lucha para intentar siquiera aparecer en la boleta electoral de la siguiente elección local del 1 de julio, el Instituto “aclaró” que las faltas fueron por falta de “documentos en general”, siendo la mayoría en faltas a la información bancaria que es un requisito para el manejo de las finanzas durante la campaña.

 

Fue el propio consejero presidente, Jacinto Herrera Serrallonga, quien dio a conocer esto, sin ofrecer más información y alegó cantinflescamente que él no tenía el conocimiento de los hechos, sino la secretaría técnica.

 

“En lo general, faltaron por entregar documentos con las cuentas bancarias que tuvieron que aperturar (abrir) los aspirantes. Hay 31 aspirantes que sí logaron cumplir con la documentación del SAT, de las cuentas bancarias y el registro ante notario de la Asociación Civil”.

 

No obstante, aclaró que entre otras faltas estaban que no habían ofrecido bien la información de su asociación, personal operativo, equipo de trabajo, o que incluso no se documentaron correctamente los requisitos que exigía el Instituto.

 

Ahora, con el camino cerrado desde el plano del Instituto, los que quedaron fuera todavía podrán buscar un recurso de apelación para entrar a la lucha, que deberá ser atendida por las instancias judiciales o federales, a través del Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) o del Instituto Nacional Electoral (INE) a través de su Sala Regional en la Ciudad de México y dar un veredicto sobre las razones del Organismo Público Local y decidir si están en lo correcto o no.

 

La mala noticia para los que están fuera es que no podrán recuperar el tiempo perdido en la recolección de firmas y, en caso de concretar la entrada a la parte de apoyo ciudadano, deberán hacerlo en tiempo récord para concluir tal como los marcan los estatutos, el 6 de febrero próximo.