No más “Blue Monday”, consejos para sobrevivir al día más triste del año

 
Luis Alberto Cataño

Este 15 de enero será el tercer lunes del 2018, el famoso “Blue Monday” o bien, “Lunes triste”, calificado como el día más deprimente de todo el año, ya que se combinan la depresión post festividades, regalos, encuentros y fiestas, así como la dificultad económica para hacer frente a esos gastos y el clima: hay menos horas de sol. Es básicamente una resaca de la Navidad.

 

El “Blue Monday” fue un término acuñado por el investigador y psicólogo inglés, Cliff Arnal en 2005, él calculó matemáticamente todos los valores en juego durante esta época del año y la comparó con otros días.

 

Arnal valoró como efectos a considerar el factor climático, las deudas económicas, los sueldos, el tiempo que pasó de la fiesta de Navidad y la actitud que se toma luego de iniciar el año.

 

Sin ser una ciencia exacta, las críticas a este día son porque representa en cierto sentido, una falta de respeto a las personas que verdaderamente sufren depresión psicológica o clínica.

 

Consejos para convertir el “Blue Monday” en un “Happy Monday”

 

Algo que sin duda alegraría no solo en este día, sino en los otros 364 de este 2018, es escuchar tu música favorita a todo volumen. Una medida que recomiendan expertos cuando menos una vez a la semana para tener buena salud. Escuchar tu música favorita liberará endorfinas, que son neurotransmisores que mucho tienen que ver con la felicidad.

 

Para evitar ser presa de la soledad, lo mejor es rodearse de amigos y familia, hacer algo distinto que rompa la rutina y la pesadumbre del trabajo. La idea es simplemente pasar un buen rato.

 

Aunque a veces el tiempo lo impide y el clima es adverso en estas fechas, lo recomendable es salir y hacer algo de ejercicio al aire libre, esto será no solo para mantenernos en forma, sino para evitar que la mente colapse de cansancio, ya que cuando estamos en actividad física, nuestro cerebro genera cambios y enlaces neuronales que producen endorfinas.

 

Si bien la comida no mueve el estado de ánimo directamente, no caería mal vigilar lo que comamos, puesto que hay alimentos que generan buen humor gracias a sus cantidades equilibradas que ayudan a las endorfinas y serotoninas.

 

Ya que estamos con nuestros amigos, nada ayuda más que reír mucho. Reír está demostrado que genera bajos niveles de estrés y ayuda a evitar malos pensamientos que apesadumbran nuestra vida.

 

Siempre hay que tener tiempo para dormir y en días como estos en las que las horas de sol son contadas, es fundamental pasar suficientes horas en la cama y descansar de manera adecuada. Así el cuerpo produce más melanina y serotonina, las medicinas naturales contra el estrés.

 

Y entre las compañías a elegir, pocas mejores que las mascotas. Los animales aportan a nuestra vida muchas alegrías por su compañía, comprensión y su amistad incondicional. Su carácter sociable y amigable ayudan a humanos cada día a reducir el estrés y la ansiedad. Así que las mascotas son necesarias en el “Blue Monday” y todos los días.