Dynasty Rebel, ¿espontáneos o unos completos idiotas?

 
Jaime López

Como si no fuera suficiente la grave inseguridad que actualmente padece la sociedad, esta también tiene que enfrentar ahora la idiotez de un par de menores de edad, que con tal de obtener "likes" en sus redes sociales agreden y gastan bromas pesadas a las personas que se encuentran en la calle, entre taxistas, transeúntes, empleados de tiendas de autoservicio o clientes de panaderías.

 

Es decir, hoy en día, cuando transitan por las calles de la capital, los poblanos deben mantenerse alertas no solamente para saber si alguien los sigue o quiere arrebatarles sus pertenencias, sino también para protegerse de dos "millennials" con mente obtusa, a quienes no les importa cometer delitos (porque los pastelazos que dan en la cara constituyen una agresión) con tal de sentir la fama efímera en el universo web.

 

Dicho par de jóvenes se hacen llamar Dynasty Rebel, cuyo objetivo principal consiste en engañar, enfurecer o provocar a la gente, para así obtener miles de reproducciones en su canal de YouTube y, de este modo, mamar, aunque sea por un instante, las mieles del morboso reconocimiento que brindan las redes sociales.

 

Al respecto, la sicóloga María Guadalupe Curro Lau señaló que el comportamiento de los Dynasty Rebel no obedece a un grito desesperado de llamar la atención, sino más bien representan una copia de otras personas que en otras épocas ya han hecho ese tipo de "actividades de abuso" contra los ciudadanos.

 

En ese sentido, recordó personajes como el actor y conductor estadounidense Ashton Kutcher, o programas de televisión transmitidos en el canal de MTV donde llevaban a cabo bromas similares; afirmó que las redes sociales, más que incrementar este tipo de conductas, se han convertido en un medio idóneo para la emisión inmediata de las mismas.

 

"En realidad no es un grito desesperado, es una forma de querer destacar dañando a la gente. Hacerse famosos. Es una fama efímera. ¿Te acuerdas que Ashton Kutcher estaba en un programa que hacía bromas y ellos se ponían en peligro? De ahí comienzan aquí en México las televisoras conocidas, y hubo programas que eran para hacer bromas, como 'Ya cayó' y otro", detalló.

 

Lo anterior deja ver que los "populares" Dynasty Rebel ni siquiera están inventando o descubriendo el hilo negro, aunque su "chip" cerebral los haga creer lo contrario. Así que más que evolucionar, dichas figuras están recurriendo a fórmulas del pasado para hacerse famosos (también tipo Facundo o de "La Risa en Vacaciones") en un país bizarro que está acostumbrado a idolatrar personajes vanos y estúpidos.

 

Fue en 2017 cuando los Dynasty Rebel adquirieron gran notoriedad, sobre todo porque a finales de dicho año se lanzó un convocatoria (también en los medios digitales) para linchar a este par de nefastos personajes, símbolos del lado oscuro de las redes sociales.

 

La última broma publicada por Dylan y Carlos, de quienes se dice que están catalogados como estudiantes problemáticos, ocurrió el 15 de septiembre de 2017. Así que parece que la popularidad del deleznable dúo está decayendo, regresándolos a sus patéticas realidades. Ojalá y no simplemente se trate de un periodo de reposo, en el que dichas figuras estén fraguando las próximas idioteces con las que molestarán a los demás.