Usted está aquí

Foto: 
Ángel Trinidad
Jaime López

El misionero, el 69, el perrito y la “amazonas” (cuando la mujer está arriba del caballero) resultaron ser las posiciones preferidas de las y los poblanos para el disfrute del acto amatorio.

 

En un sondeo hecho por Imagen Poblana, diversos usuarios de las redes sociales mencionaron las anteriores posturas como sus predilectas para alcanzar el máximo placer.

 

"La del columpio queda totalmente descartada, porque uno corre el riesgo de sufrir una hernia, pero el 69 y la de misionero son las que más disfruto", señaló Fernando.

 

"El perrito creo que es sumamente placentero para ambos participantes, por así decirlo, aunque cuando ella está arriba también es muy satisfactorio", expresó Alfredo.

 

Asimismo, algunas entrevistadas se decantaron por el sexo oral y estar sentadas encima de su pareja como las posiciones de mayor gozo durante el coito, porque -explicaron respecto a la segunda- el clítoris está más expuesto y está más sensible. Igualmente, destacaron la posición indra, porque estimula a profundidad el punto G.

 

Sin embargo, para Marthel Scarella, directora del Festival Eros y escritora de literatura erótica, las posiciones favoritas dependerán de la educación sexual de cada persona, pues precisó que cuando alguien comienza su viaje sexual, el misionero es la postura más común de llevar a cabo, mientras que después de experimentar cada individuo va encontrando la posición que más le acomoda.

 

En entrevista con Imagen Poblana, la también fundadora del Colectivo Lenguas Sabias abundó que a muchas mujeres les gusta mucho practicar la posición de perrito, porque les tocan internamente su punto G, mientras que en las primeras veces de las féminas, dijo, se usa más el misionero, porque implica un mayor acercamiento, un mejor contacto visual, así como los besos, ya que son algo sutil, ideal para alguien que apenas comienza a disfrutar su sexualidad.

 

"Yo te platico desde el punto de vista de las mujeres, porque a lo mejor para los hombres lo que más disfrutan son las amazonas, que es completamente acostado y estar recibiendo los movimientos y el control de la mujer, porque de alguna manera ellos se relajan más y lo disfrutan más, pero eso yo te lo puede decir por algunas pláticas que he escuchado, porque no me consta, no soy hombre (ríe)", apuntó.

 

Sobre si las posiciones sexuales favoritas variarán de acuerdo a cada país o región del mundo, la especialista opinó que no, pues mencionó que esto dependerá del descubrimiento de cada pareja.

 

¿El tamaño del pene influye en la predilección por cierta posición?

 

A decir de la entrevistada, uno de los factores que sin lugar a dudas influirá en la elección de la posición sexual favorita es el tamaño del pene, pues señaló que hay posiciones en las que el órgano o miembro masculino está propenso a lastimar a las féminas.

 

Por otro lado, rechazó que la posición sexual favorita es un buen termómetro o indicador de la personalidad de los participantes en la faena sexual, pues dijo que en cada época en la vida del ser humano este va aprendiendo o adoptando una postura diferente, que se irá practicando conforme se van rompiendo tabúes.

 

Finalmente, reconoció que algunas posiciones son más idóneas para lograr el embarazo, en virtud de que el cuerpo de la mujer tiene ciclos menstruales intermedios en los que es más fértil, más aún si se eligen ciertas posturas sexuales.

 

"Lo que sucede es que el cuerpo de la mujer es algo muy lindo, hay ciclos; entonces, cuando hay un periodo intermedio en los ciclos menstruales, obviamente, esos días son mucho más fértiles, y si tú encima tomas una posición donde la mujer no está de pie, no levantada, significa que el esperma va a quedar acostado y en reposo, entonces, no va a salir, es obvio que se facilite la concepción", expresó.

 

Así que ya lo sabe, en gustos se rompen géneros, es válido, solo cuide que lo que se rompa no sea el condón, sin importar qué tan salvaje sea la posición elegida.