Indemnizan a grafiteros por demoler sus “obras de arte”

 
Miriam Coronel

Un juez determinó que el actual dueño del complejo 5Pointz deberá pagar 6.7 millones dólares a 21 grafiteros que crearon aproximadamente 11,000 muestras de arte en las fachadas de un viejo almacén, ubicado en la zona de Brooklyn, Nueva York, para construir un edificio de apartamentos de lujo.

 

Bajo el amparo de la Ley de Derechos de los Artistas Visuales de 1990, los autores alegaron que sus obras con espray fomentaban el arte y contaban con la aprobación de su dueño anterior Jerry Wolkoff.

 

“El mensaje es muy claro. El arte protegido por la legislación federal debe ser cuidado y no destruido y seguirá así vivo durante generaciones”, manifestó el abogado Eric Baum, representante de los creadores.

 

Desde principios de la década de los 90´s, Wolkoff permitió que los artistas urbanos se pudieran expresar en el lugar, disminuyendo el crimen en el barrio de Long Island City, pero ninguna de las partes firmó algún documento que los vinculara a la propiedad.

 

Fue tal el acercamiento que tenían los pintores que consideraron comprar la infraestructura, pero no contaban con el aumento del precio llegará hasta los 200 millones de dólares en 2014, cuando comenzaban los preparativos para el nuevo inmueble, informó El País.