Industria lechera se mantiene en Chipilo, pese a todos los obstáculos

Foto: 
Vía México
 
Alberto Ramírez

En años anteriores era muy común encontrar en las calles de la capital poblana al vendedor de leche, esperando desde su camioneta a las amas de casa. Muchos de ellos provenientes de Chipilo.

 

Pero al parecer esa actividad está desapareciendo, ya que ahora es rara la vez toparse con estos personajes, que formaban parte del paisaje urbano de capital.

 

En entrevista con Imagen Poblana, el presidente auxiliar de Chipilo, Pedro Martin Mazzocco, refirió que la industria lechera no ha decaído, “creo que se ha mantenido, cuando en 1980 entró la industria mueblera, muchos ganaderos se fueron a esa industria, pero los ganaderos que tenían 10 a 15 animales ahorita tienen de 30 a 40 cabezas, entonces se compensó y tenemos la misma cantidad o más de animales que en 1980”.

 

Dijo que la industria de la leche se ha mantenido con grandes esfuerzos, ya que anteriormente era menos complicado conseguir forraje y poder sembrar, pero alertó que de no tomarse medidas urgentes la producción de leche se puede perder no solo en Chipilo, sino en Puebla.

 

“No hay ningún apoyo de parte del Gobierno Federal, los apoyos van en base de que te doy el apoyo, pero qué me das a cambio; hay que apoyar al productor, quizás no con dinero, pero con la semilla o el diésel, un apoyo real al campo”.

 

Aseguró que de esta industria en el municipio de Chipilo, se mantienen alrededor de 1,000 empleos entre directos e indirectos, gracias a los 200 ganaderos que aún tienen abiertos sus establos y la producción de lácteos.

 

“Pero se está volviendo complicado subsistir un establo, por el bajo costo de la leche, los altos precios de forraje, la gasolina, el diésel, entonces eso va haciendo que el mismo ganadero vaya declinando y opte por otro negocio”, dijo Mazzoco.

 

En los años 90, gran cantidad de personas salía a repartir leche y queso a los estados de Oaxaca, Morelos y Puebla, pero debido a la situación económica, con los altos costos de insumos, los chipileños optaron por vender sus productos en un lugar ya establecido en el propio municipio, y muy pocos salir a las colonias de la capital poblana.

 

“También es importante mencionar que la empresa de Nestlé está comprando grandes cantidades de leche a ciertos productores, pero el litro lo pagan a 5 pesos y ellos lo están comercializando en 17 o hasta en 20 pesos”.

 

Sin embargo, dijo que los lecheros de Chipilo saldrán a las calles de la ciudad de Puebla a ofrecer sus productos, aunque también se vean afectadas sus ventas el mercado de la leche en polvo y la mala fama que se ha hecho en torno al consumo de leche “bronca”.

 

“Desde niños todos tomamos leche salida de la vaca y directo y no pasa nada, la gente cree que la leche “bronca” es mala, pero es mentira, pero aun así todavía salen (los lecheros) a vender, aunque ya no tanto como antes”, finalizó.