Más de 300,00 pesos le costó a Guadalupe Arrubarrena ser precandidata

Foto: 
Enfoque
 
Luis Alberto Cataño

La todavía regidora capitalina del PAN Guadalupe Arrubarrena García debió pagar más de 300,000  pesos por concepto de cuotas atrasadas con el partido para inscribirse como precandidata a diputada federal por el Distrito VI, ya que en el blanquiazul no se pueden hacer registros como aspirantes si se tienen adeudos con la dirigencia.

 

Y es que Arrubarrena, junto con Adán Domínguez Sánchez, Juan Carlos Espina Von Roehrich, Miguel Méndez Gutiérrez, Oswaldo Jiménez López, Myriam Arabián Couttolenc, entre otros, emprendieron desde hace años una “huelga” de entregar sus respectivas cuotas por diferencias con la dirigencia municipal, que exige por estatutos 10 por ciento de su salario.

 

Los regidores morosos, que debían pagar alrededor de 6,300 pesos (ante sueldo de 63,000 mensuales) dejaron de hacerlo, pero eso frena sus aspiraciones políticos y necesitan solventar su cuenta si desean competir en las elecciones.

 

En entrevista con Imagen Poblana, la panista reconoció que debió hacer el pago correspondiente previo a su registro a finales de la semana pasada, para posiblemente contender por el Distrito VI federal de la capital poblana y aunque no mencionó cifras, la cantidad habría superado los 300,000 pesos.

 

“Ya hice los pagos que tenía que hacer y me puse al corriente para poder inscribirme”, reconoció la regidora.

 

Sin embargo, en un dejo de reproche, reveló que también le fueron requeridos pagos del 10 por ciento correspondiente a sus prestaciones como vacaciones, aguinaldo y demás, por lo que debió cubrir la décima parte de todo su salario bruto, que en su caso asciende a 88,087 pesos, según el portal de Transparencia del Ayuntamiento capitalino.

 

“Me pidieron que pagara también lo que es de otros ingresos como aguinaldo y vacaciones, pero ya estamos al corriente y vamos a participar”, agregó.

 

De acuerdo con proporcionadas por la dirigencia municipal, Arrubarrena debió cubrir más de 300,00 pesos, mismos que entregó previo a su registro mediante cheque certificado, y todo solo para inscribirse como aspirante a precandidata a diputada federal, ya que también podría perder la nominación contra Hilario Gallegos en la designación que haga el partido.

 

Finalmente, aclaró que se mantendrá en la regiduría aun estando a la boleta para terminar con su agenda como presidenta de la Comisión de Seguridad Pública, y pedirá licencia “in-extremis”, 90 días antes de la elección, como contempla la ley.

 

Otro de los que desean participar por diputaciones, pero presentan adeudos, es Oswaldo Jiménez López, que ya habría comenzado con su regularización que es por una cantidad mayor a la de Arrubarrena García, pues su sueldo mayor como coordinador general de regidores y líder de bancada.