Aumenta a cuatro el número de muertos tras segunda explosión en Bolivia

Foto: 
Twitter
 
Xinhua

LA PAZ.- Aumentó a cuatro el número de muertos por la segunda explosión registrada la noche del martes en la ciudad boliviana de Oruro (oeste), con lo que en 72 horas en dos detonaciones en inmediaciones del mismo lugar, la cifra de decesos ascendió a 12 y más de medio centenar de heridos, informó hoy el gobierno.

 

"Debo informar que hay cuatro fallecidos, dos menores y dos mayores. Eso es un dato oficial que tenemos hasta la fecha. Anoche aún teníamos el dato de dos muertos", afirmó en conferencia de prensa el gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez.

 

El estallido se registró cerca del lugar donde el pasado 10 de febrero se produjo otra explosión, que se presume fue de una garrafa de gas, en medio de los festejos de la entrada del Carnaval de Oruro, con saldo de ocho fallecidos.

 

El reporte oficial señala que entre los decesos de esta nueva explosión se encuentran dos niños, uno de 4 años y otro de 8 años, una mujer de entre 45 y 50 años, así como un hombre de entre 30 y 35 años.

 

Vásquez calificó de "criminal" la explosión, además de exigir a la policía y a la fiscalía una pronta investigación para esclarecer lo ocurrido y establecer responsabilidades.

 

El gobierno no descarta que haya conexión entre la explosión del sábado que dejó ocho muertos, con la de anoche.

 

El presidente boliviano, Evo Morales, pidió el martes a las autoridades respectivas acelerar la investigación para conocer las causas, porque dada la magnitud de los daños duda de la explosión de una garrafa.

 

"Esperamos que la investigación pueda ser profunda, no tanto para dar con los autores si alguien ha descuidado su garrafa, pero quisiera una investigación para saber el origen", comentó Morales, y agregó que le extraña que no se hayan encontrado los restos de una garrafa.

 

En tanto, la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) descartó en un comunicado que la explosión se haya debido a una fuga de gas, como mencionaban fuentes no oficiales.

 

Hasta el momento se ha detenido a tres bolivianos por lo sucedido, quienes se encuentran en la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) con fines de investigación, aunque aún no se confirma que estén involucrados con la explosión.

 

La policía boliviana estableció además un dispositivo de seguridad en la ciudad y sus accesos para el control de personas y vehículos.