Inconformidad de BUAP y sindicatos universitarios por tope salarial del 3.4 %

Foto: 
Angel Trinidad
 
Alberto Ramírez

Durante la Firma del Convenio por revisión salarial con el ASPABUAP Y el SITBUAP, el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, lamentó el tope salarial que estableció la SEP de incremento salarial del 3.4 por ciento, al señalar que no cubre la mitad de la inflación del año pasado, que fue de 6.77.

 

"No es el mínimo para compensar, el precedente inmediato es la UNAM, ellos son nuestro indicador y no tenemos forma de poderlo modificar", aseguró; asimismo, dijo que ante este escenario la Benemérita Institución se ha esforzado en apuntalar otros rubros como es el pago puntual, el impulso de programas de actualización y procesos transparentes de nuevas plazas.

 

En actos por separado, el rector dijo a los miembros del ASPABUAP que son la pieza fundamental que distingue el prestigio de la BUAP y aseguró que el subsidio de enero no se ha recibido por parte de la Federación; sin embargo, señaló que gracias al apoyo del Estado, se han podido sortear estas responsabilidades.

 

"Se merecen una universidad sostenible para las futuras generaciones, daremos pasos firmes para que los trabajadores tengan en la medida de lo posible todas las prestaciones que se merecen".

 

Durante su intervención, el secretario general de la Asociación Sindical de Personal Académico (ASPABUAP), Jaime Meza Mújica, destacó la mesura de los trabajadores académicos en esta revisión, exclusivamente salarial, lamentando el incremento de solo el 3.4 por ciento directo, aplicable a partir de este 16 de febrero para los 3,500 afiliados.

 

Mencionó que es una lástima que los sindicatos de todo el país se tengan que conformar con los sobrantes que otorga la Federación, "la universidad es la mejor herramienta para combatir la inseguridad en el país".

 

De igual forma, el secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores no académicos (SITBUAP), Francisco Javier Palestino García, lamentó este incremento salarial del 3.4, pues no satisface las necesidades de los trabajadores, ante una inflación que se fue al doble.

 

"El gobierno federal no es equitativo, no resarce el poder adquisitivo ante el incremento de los precios de la canasta básica".

 

Destacó el buen manejo de las finanzas por parte de la BUAP, por lo cual no ha habido problema alguno en cuanto al pago de salarios, tras los retrasos del subsidio que recibe le institución mensualmente.

 

Por último, aseguró que continuarán en la lucha para romper este tope salarial, que tanto afecta a las universidades, a los trabajadores y al estudiantado, "este gremio hace alianza con el rector, para buscar mejoras en el contrato colectivo de trabajo", concluyó.