Muere el príncipe Enrique, esposo de la reina Margarita II de Dinamarca

Foto: 
Twitter
 
Notimex

El príncipe Enrique, esposo de la reina Margarita II de Dinamarca, falleció anoche a los 83 años en el castillo de Fredensborg, al norte de esta capital, anunció hoy la Casa Real danesa, sin precisar la causa del deceso, aunque su salud se había deteriorado últimamente y sufría demencia.

 

“Su alteza real, el príncipe Enrique, murió a las 23:18 horas locales del martes en el castillo Fredensborg, residencia oficial a unos 40 kilómetros al norte de Copenhague, a la que había sido traslado horas antes desde el hospital para pasar sus últimos días”, precisó la Casa Real en un comunicado.

 

Indicó que en su lecho de muerte estuvo rodeado por su esposa y sus dos hijos, los príncipes Joaquín y Federico, este último suspendió su estancia en Corea del Sur, a donde había viajado para asistir a los Juegos Olímpicos de Invierno, al empeorar la salud de su padre.

 

La Casa Real explicó que el príncipe Enrique fue diagnosticado hace dos semanas con un tumor benigno en el pulmón izquierdo, pero fue hospitalizado hasta varios días después por una enfermedad que comenzó durante un viaje privado a Egipto.

 

Sin embargo, hace cinco días agravó la salud de Enrique, al que en septiembre pasado se le detectó demencia senil, un diagnostico que fue hecho público después de originar una polémica por los ataques que lanzó contra su esposa en medios daneses.

 

Mañana jueves, el cuerpo del príncipe Enrique será trasladado desde el castillo Fredensborg al palacio de Amalienborg –residencia oficial de la reina Margarita- pero será hasta viernes cuando sus restos serán llevados a la iglesia de Christiansborg, donde se instalará la capilla ardiente.

 

El príncipe será incinerado y sus cenizas esparcidas en el mar, conforme a su último deseo, ya que no quería ser enterrado junto a su esposa porque nunca se cumplió su deseo de ser rey consorte.

 

Nacido en Francia, conoció a Margarita cuando era diplomático en Londres y se casó con la actual reina en 1967, pero nunca se sintió cómodo con su papel ni el título que se le asignó en la monarquía danesa, ya que lo consideraba de “segundón” o de “florero”.

 

La Casa Real ha declarado un mes de luto nacional, por lo que ni la reina ni el resto de la familia participarán en eventos sociales y la bandera danesa ondeará a media asta hasta medianoche en todos los edificios y barcos estatales.