Javier gasta $1,000 en cigarros; cuando tenga EPOC serán $10,000

Foto: 
Enfoque
 
Alberto Ramírez

Javier es un adicto que aseguró que se ha gastado hasta 1,000 pesos en una semana en la compra de cigarros, situación que no solo afecta el gasto familiar, sino que provoca que su salud se vaya deteriorando.

 

De acuerdo con cifras de Christel House México, un fumador gasta en promedio al año más de 15,000 pesos, ocasionado graves problemas sociales, económicos, educativos y sobre todo de salud.

 

La muerte del esposo de Dulce significó un alivio después de 10 años de haber sido diagnosticado con enfisema pulmonar, provocado por la gran cantidad de cigarros que fumaba en su etapa juvenil.

 

“Descansé en todos los aspectos, mi esposo ya no trabajaba, yo tenía que trabajar de lo que fuera, mínimo para poder comer y recargar su cilindro de oxígeno; ya no podía andar mucho tiempo sin su tanque y su máscara”.

 

Cada quince días tenía que desembolsar 1,000 pesos para que le llenaran medio tanque de oxígeno, “porque no me alcanzaba para más”, y es que en el trabajo que sirvió durante 10 años solo le pagaban 2,000 pesos quincenales.

 

Según la Organización Mundial de la Salud, el 90 por ciento de los fumadores habituales tiene un 90 por ciento de posibilidades de sufrir Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), que se caracteriza por una reducción persistente del flujo de aire, siendo su principal causa la exposición al humo del tabaco, no importando si eres fumador pasivo o activo, provocando bronquitis crónica o enfisema pulmonar.

 

Al respecto, el médico Mario García afirmó que la principal causa del EPOC es el tabaquismo y aunque hay otros factores de riesgo como es la exposición a gases contaminantes, ninguno supera esta adicción; además, aseguró que no hay tratamiento alguno para evitar su desarrollo y los que hay actualmente son solo para otorgar una mejor calidad de vida, pero sus costos van de 5,000 a 10,000 pesos mensualmente.

 

“Entre los síntomas más frecuentes, se encuentra la disnea o falta de aire y la tos crónica seca o con flemas y a medida que la enfermedad empeora es más difícil la actividad cotidiana para el paciente, como subir escaleras o levantar una maleta; en la práctica clínica, las personas vienen generalmente porque les falta el aire o porque antes hacían ejercicio y no les faltaba el aire, esas son las causas primordiales”.

 

El mejor examen para diagnosticar el EPOC es la espirometría, “es una prueba que consiste en soplar un pequeño dispositivo de manera fuerte y prolongada, los resultados son inmediatos y nos sirve para medir la función pulmonar; también está la radiografía de tórax y las tomografías, que nos pueden ayudar a clasificar si el paciente sufre de enfisema pulmonar; los gases arteriales son de ayuda para medir presión parcial de oxígeno y de CO2, todos ellos sirven para diferenciar el asma del EPOC, pero nunca debe faltar la espirometría”.

 

En cuanto al costo que implica una enfermedad provocada por el tabaquismo, precisó que no hay tratamiento farmacobiológico que evite la progresión, y solo queda mejorar la calidad de vida del paciente.

 

Javier aseguró a Imagen Poblana que ha intentado dejar el cigarro, sin que lo haya podido conseguir, ya que no solo le ha traído problemas de salud, sino incluso con su esposa y sus propios hijos.

 

Sin embargo, tras conocer los efectos que provoca esta adicción aseguró que se someterá a exámenes médicos para conocer su condición actual de salud y, a partir del diagnóstico, someterse a un tratamiento seguro y eficaz para dejar de fumar.