Pasar al contenido principal

Gas pimienta es arma legal de autodefensa: especialista

Después de la polémica por la declaración vertida por el titular de la SSPTM, Manuel Alonso García, en cuanto a la detención de mujeres que utilicen gas pimienta en la capital poblana para salvaguardar su integridad, el propietario de B-Tactical 911, comercializadora y distribuidora de equipo de seguridad, afirmó que el portar un gas lacrimógeno de componentes naturales no implica detención, ya que es un arma legal de autodefensa.

 

En entrevista con Imagen Poblana, Juan Manuel Rodríguez, dijo que es la única empresa a nivel estatal que cuenta con dos permisos, uno por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional y otro por parte de la Secretaría de Gobernación y la Dirección General de Seguridad Privada a nivel nacional.

 

“Para vender este tipo de instrumentos, nos dan una capacitación de qué se puede hacer y qué no. Qué es para el público en general y cuáles son ventas para el uso exclusivo de las fuerzas del orden público”, informó.

 

Por tanto, aseguró que el gas lacrimógeno de compuestos naturales, hecho con ingredientes de pimienta y chile, el cual tiene un costo de 75 pesos, está a la venta a libre demanda, pero con algunas restricciones: “son armas legales de autodefensa, pero también analizamos al cliente, le hacemos dos o tres preguntas, porque si trae fachas de delincuente no le vendemos el instrumento, nos reservamos el derecho, es venta libre con restricciones”.

 

El gas pimienta es una medida de protección que últimamente han optado las mujeres, debido a los índices de delincuencia, “la media nacional dice que debe haber 1.5 policías por cada mil habitantes, pero a nivel internacional debe haber tres policías por cada mil; estamos a la mitad, esto ha llevado a las mujeres que compren sus gases lacrimógenos de componentes naturales”.

 

Dicho artefacto tiene un alcance de 5 metros (a brazo extendido), es de suma importancia tener presente las corrientes de aire, porque el utilizarlo con el viento en contra podría ser contraproducente; en caso de caer el gas en la cara, con el simple hecho de lavarse la zona afectada con agua mineral se quita la mala sensación.

 

“Provoca una ceguera temporal de 5 minutos, tiempo en el cual pueden escapar, zafarse o pedir auxilio; son medidas cautelares de prevención y el código penal nacional menciona que podemos tener medidas cautelares. Manuel Alonso hace mención al código estatal, no al penal nacional”.

 

Actualmente, dijo Juan Manuel Rodríguez, mujeres y hombres están tomando medidas preventivas “y nosotros somos una empresa a nivel estatal, permitidos para vender este instrumento, además estoy registrado ante el Secretariado Ejecutivo como especialista en prevención social del delito; hemos trabajado en diferentes municipios en este tema, hacemos jornadas de capacitación gratuitas, armamos grupo de apoyo de 10 mujeres, donde no solo las capacitamos en la utilización del gas pimienta, sino en cómo emitir una alerta”.

 

En este sentido, mencionó que cuando una dama está en una situación del robo de su bolso, regularmente lo que hace es gritar que le están robando y, por consiguiente, las personas a su alrededor huyen o prefieren continuar con su camino, “pero qué pasa si grita fuego, todos volteamos a ver qué pasa y el centro de atención será la mujer, también les enseñamos que aunque anden solas griten el nombre de su pareja o de algún conocido del sexo masculino, así el ladrón soltará la bolsa, pensando que viene acompañada, entonces en ese tipo de medidas capacitamos a las mujeres”.

 

Sobre lo declarado por Manuel Alonso García, titular de la SSPTM, el propietario de B-Tactical 911 coincidió en que la medida máxima es la prevención, la forma de prevenir un delito y la capacitación para el uso del gas lacrimógeno como de alguna otra arma intermedia que no está considerada dentro del código penal nacional.

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO