Acta Pública

Los sondeos electorales y la propaganda negativa

Claudia Rodríguez

Ecuación directa: A mayor inclinación del voto por AMLO más campañas negras en su contra.

 

Este inicio de semana aparecieron nuevos sondeos electorales que muestran sobre todo y de manera importante las preferencias de los ciudadanos en lo que se refiere a la elección presidencial.

 

Como ya se ha abordado en este espacio, no hay encuesta desde el último trimestre del 2017 a la fecha, que no coloque al candidato a la Presidencia Andrés Manuel López Obrador en el primer lugar, dejando atrás a Ricardo Anaya y a José Antonio Meade; este último además representa los intereses del presidente Enrique Peña Nieto y su grupo, en la sucesión presidencial.

 

Pero los resultados de las encuestas y/o sondeos no son los únicos factores que pesan en la opinión última del elector al momento de sufragar.

 

Hay que tener claridad en que las mediciones de la intención del voto, más que sólo ser una herramienta de investigación que permita la recolección de datos tales como opiniones y actitudes de distintos grupos de la sociedad a través de preguntas o cuestionarios que convierten los datos cuantitativos en cualitativos para transformarlos en información, estas tienen como premisa final impactar en la percepción y las decisiones respecto a un partido o un candidato.

 

Como cursan los resultados de las encuestas hasta ahora a menos de 90 días de la elección, el análisis no configura en importancia en el primer lugar, sino en quiénes ocupan el segundo y el tercer lugar de las preferencias ciudadanas, y cómo se mueven esas percepciones cualitativas.  Esto es, primero quiénes pelean el segundo lugar y a qué distancia porcentual se ubican entre ellos y el primer lugar.

 

Porque es justo en la dinámica anterior en donde opera la tan recurrida propaganda negativa en las elecciones. Es decir, se buscan mecánicas que impacten en el mismo terreno que se mueven los resultados de las encuestas, recurriendo en primerísimo lugar a vocero$ y empre$as mediáticas que estén dispuestos a distorsionar la realidad para intentar modificar la tendencia y, claro, los resultados posteriores de las encuestas por venir y al final el voto ciudadano en cada sufragio.

 

Así que mientras el candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) siga con una efectividad en los resultados de las encuestas por el orden del 90 por ciento, la guerra sucia en su contra será aún mayor.

 

Esa es una ecuación que los mexicanos también requerimos visualizar y ponderar en la decisión de nuestro sufragio.

 

Acta Divina… “Hay que dejar el cuento de que AMLO es un peligro para México”: Gil Zuarth al pedir licencia al Senado

 

Para advertir… Ya no sólo gastan en la confección de encuestas, también erogan cifras millonarias en la divulgación de mentiras.