Acta Pública

El mapa del TEPJF

Claudia Rodríguez

La distribución gráfica de las partes que componen un todo de una misma especie o categoría permite hacer varias e indistintas interpretaciones, análisis y hasta conclusiones.

 

Pareciera que el arte de mapear, en términos científicos, pertenece estrictamente a los geógrafos, pero hoy en día se pueden configurar mapas lo mismo de situaciones físicas que sociales, dinámicas e inclusos de entidades individuales.

 

Cuando el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) falló a favor de la candidatura presidencial independiente de Jaime Rodríguez “El Bronco”, aun cuando el Instituto Nacional Electoral (INE) hubiera dado el revés a las aspiraciones del regiomontano por llegar a Los Pinos, luego que se encontraran más que inconsistencias en las firmas requeridas por la vía independiente, entre otras cosas, los magistrados del tribunal electoral quedaron mapeados respecto a su inclinación por uno u otro candidato a la silla presidencial, y la imparcialidad del organismo en conjunto cuestionada.

 

Sería iluso pensar que las posiciones de jueces y consejeros del ámbito electoral no tienen tintes de la fuerza política que los arrope para arribar a las mismas, tal como sucede en casi todos los puestos de la Administración Pública.

 

No es que los tres ministros que votaron en pro de “El Bronco” para que apareciera en la boleta electoral de presidente en estas elecciones federales de 2018 tengan inclinaciones hacia las candidaturas independientes.  El caso tiene antecedentes en el averno del sistema político y económico.

 

Tres de los cuatro magistrados del TEPJF a favor de Jaime Rodríguez tuvieron el apoyo para arribar a sus posiciones actuales desde la misma Presidencia de la República vía su Consejo Jurídico, en tanto el cuarto magistrado se posicionó con avales perredistas, todos con los consabidos cabildeos en el Senado de la República desde donde fueron aprobados. Mónica Aralí Soto, Felipe Alfredo Fuentes y José Luis Vargas pertenecen al primer bloque de magistrados electorales, en tanto Indalfer Infante al segundo renglón.

 

Los restantes tres magistrados electorales que votaron en contra de la ponencia para aprobar a “El Bronco”, entre ellos la magistrada presidenta Janine Otálora, así como Felipe De la Mata y Reyes Rodríguez, tienen la marca de partidos como el de la Revolución Democrática y Acción Nacional.

 

Claro que no sólo hay intereses del sistema de partidos en los órganos electorales, estos se extienden aún más allá.

 

El TEPJF se mapeó hacia toda la sociedad a pocos días de la calificación de la elección presidencial y las cuotas a pagar son  indiscutibles.

 

Lo dicho por quien esto escribe hace unos días: para qué reglas, candidatos, millones de pesos del presupuesto público destinados a la elección, campañas y más, si todo indica que en el TEPJF se decide todo.

 

Acta Divina… Jaime Rodríguez, candidato independiente a la Presidencia: “Incumplí una sola cosa”.

 

Para advertir… No hay que olvidar que con el dictamen que señaló buscaba beneficiar la estabilidad en la pluralidad de los criterios de los magistrados, el Senado de la República aprobó la extensión en sus puestos de los magistrados electorales. Dos magistrados durarán en su cargo hasta el 2023 y otros dos hasta el 2024. Pagando favores.