Kremlin reitera que son infundadas las acusaciones a Damasco del ataque químico en Duma

Foto: 
Sputnik
 
Sputnik

Moscú.- Las acusaciones a Damasco del presunto ataque químico en la ciudad siria de Duma son infundadas, reafirmó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

 

"Desde el principio Rusia se ha pronunciado categóricamente contra las acusaciones y opiniones precipitadas e infundadas sobre el autor de este ataque químico y ha abogado por llevar a cabo una investigación imparcial", dijo.

 

Al comentar las declaraciones de la misión diplomática permanente del Reino Unido ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) de que Rusia y Siria supuestamente no permiten a los expertos de esta entidad entrar en Duma, Peskov reiteró que son "infundadas".

 

La ONG siria Cascos Blancos acusó a las tropas gubernamentales de haber arrojado desde un helicóptero un barril con agente tóxico sobre Duma, en Guta Oriental, que supuestamente dejó decenas de muertos y centenares de intoxicados el 7 de abril.

 

Los Cascos Blancos se definen como una ONG políticamente neutral y no beligerante, dedicada a la protección de civiles en Siria, aunque junto con los vídeos en que rescatan a niños de las ruinas, también circulan en la web imágenes en las que se les ve manipulando las filmaciones, maquillando a las víctimas y dictándoles lo que deben declarar ante las cámaras.

 

Damasco negó haber lanzado un ataque con armas químicas en Duma. También Rusia calificó de "montaje" el supuesto empleo de agentes tóxicos en Duma e insistió en que los expertos de la OPAQ lleven a cabo una investigación sobre el terreno.

 

La organización internacional confirmó el sábado que sus expertos ya se encuentran en territorio sirio y siguen adelante con el despliegue de su misión, que debe investigar las denuncias del supuesto uso de sustancias tóxicas en Duma, a las afueras de Damasco.

 

Sin esperar los resultados de la investigación, EEUU, Francia y el Reino Unido lanzaron en la madrugada del 14 de abril más de un centenar de misiles contra Siria. Según los aliados, fue un ataque puntual dirigido contra tres instalaciones del supuesto programa clandestino sirio de armas químicas: dos, al oeste de Homs y una en la zona de Damasco.

 

Rusia condenó en términos enérgicos el ataque al calificarlo de agresión contra un Estado soberano que está en la primera línea de la lucha contra el terrorismo.