Pasar al contenido principal
Utopía

Nuevos modos del CMN

Eduardo Ibarra Aguirre

Los tonos beligerantes de hace una semana del Consejo Mexicano de Negocios, integrado por 50 de los que “se sienten” (AMLO, dixit), pero realmente son los principales dueños de México, paulatinamente quedan atrás y se abren paso los mismos planteamientos empresariales sólo que en estilos menos rijosos frente a Andrés Manuel López Obrador, el candidato puntero y con mucho en la puja por Palacio Nacional.

 

En política, Perogrullo por delante, los matices y las formas cuentan muchísimo. Tanto que se le atribuye a un político mexicano autoritario y con fama de creador de ideas, que en realidad las generaba el doctor Mario de la Cueva, la aseveración: “La forma es fondo”.

 

Arropado por 308 cámaras y asociaciones del sector privado, encabezadas por el Consejo Coordinador Empresarial, dicen estar dispuestas a “construir con los gobiernos legítimamente electos”, y lanzan un llamado “a tener un debate constructivo, abierto, a dialogar sobre las diferencias, con evidencia y argumentos de fondo”.

 

Las 308 firmantes con igual número de logotipos son un desplante engaña bobos o producto del corporativismo empresarial en pleno siglo XXI, ya que más de la mitad de las organizaciones son estatales e incluso municipales de la Confederación Patronal de la República Mexicana (75) y de cámaras de comercio afiliadas a la Concanaco-Servytur, que suman 104 y utilizan en su mayoría el mismo logotipo. Hacen el ridículo los plutócratas guarecidos tras el Consejo Coordinador dirigido por Juan Pablo Castañón, un empresario súper grillo.

 

En la víspera, desde Guadalupe, Nuevo León, AMLO los balconeó: “Ahora, el grupo que se cree dueño de México está reuniéndose para ponernos en contra a los empresarios. Se reunieron hace unos días, en Valle de Bravo, los de mero arriba, asociados, casi todos, con (Carlos) Salinas de Gortari, y dieron la orden para que organizaciones empresariales firmen un desplegado que va a salir posiblemente mañana (6-V-18) en contra de nosotros”.

 

Les exigió “Que se serenen los de la mafia del poder, no va a pasar nada. Lo único que va a suceder es que los vamos a hacer a un lado, sin testerear mucho, los vamos a tratar con sutileza, nada más que se va a acabar el bandidaje oficial, se va a acabar la robadera, eso es todo”.

 

Así de claro. Y ahora Castañón y sus jefes del CMN asimilaron el mensaje del tabasqueño de Macuspana que hasta hoy no se arredra ante la embestida del gran capital, mismo que en 2006 le bloqueó el acceso a Los Pinos e impuso a Felipe Calderón para “construir con los gobiernos legítimamente electos”.

 

El señor del CCE reculó al decir que tal como lo planteó AMLO, “nuestra invitación al diálogo está abierta”, pues “no se trata de pleitos y confrontaciones sino de participar en la construcción del país con visión de futuro”.

 

Pleito y confrontación que el candidato de Morena en foros empresariales, los canales 2 de Televisa y 40 de Tv Azteca, subrayó hasta la saciedad: No estamos en contra de los empresarios de México, de la iniciativa privada. Pero el quinteto plutocrático exhibido con nombre y apellido puja para esconder las acciones facciosas en contra de AMLO, como el anuncio de los cinco niños que ordenó el Tribunal Electoral sacar del aire, para hacerlo aparecer como enemigo jurado de la propiedad privada sobre los medios de producción. Es completamente falso y caricaturesco, porque difícilmente podrá AMLO modificar siquiera los supuestos básicos del modelo neoliberal que tanto une a Ricardo Anaya, José Antonio Meade, Margarita Zavala y Jaime Rodríguez.

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO