¿Cuáles son los filmes favoritos para ganar la Palma de Oro 2018?

Foto: 
Xinhua
 
Jaime López

A solo cuatro días de llegar a su conclusión, la edición 71 del Festival de Cannes tiene como filmes favoritos para llevarse la Palma de Oro, su máximo galardón, a los siguientes: "BlacKKKlansman" (del estadounidense Spike Lee), "Lazzaro felice" (de la cineasta italiana Alice Rohrwacher), "3 caras" (del israelí Jafar Panahi) y "Cold War" (del creador polaco Pawel Pawlikowski).

 

El primero recibió una ovación de pie al final de su proyección de gala y vuelve a poner en el centro de la atención la carrera del realizador de raza negra que llevaba casi dos décadas de hacer películas irregulares, entre las que se incluye el grisáceo remake de "Oldboy".

 

Con "BlacKKKlansman", el otrora orquestador de "El verano de Sam" entrega una obra equilibrada situada entre el género policiaco, la comedia negra y la denuncia social, según especialistas. Básicamente, el argumento de dicho metraje sigue al primer hombre negro que ingresó a la policía de Colorado Springs, el cual se infiltró entre las huestes del racista Ku Klux Klan de la región.

 

Por su parte, "Lazzaro felice" podría ser la segunda ocasión en que una mujer se alza con el máximo galardón del festival, pero no por una cuestión de cuota de género o algo similar, sino por la gran poesía y belleza que tiene dicho largometraje.

 

Y es que, de acuerdo con ciertos analistas, la tercera obra de Alice Rohrwacher es una maravillosa fábula anticapitalista, que echa mano eficientemente de los principales distintivos del séptimo arte neorrealista (tan emblemático de Italia) para contar su premisa central, en la que convergen orgánicamente dosis de realidad y pasajes oníricos, así como apuntes políticos, religiosos y espirituales.

 

Mientras que "3 caras", de Jafar Panahi, ha logrado generar el entusiasmo de muchos integrantes del jurado al conjuntar la historia de tres mujeres iraníes pertenecientes a diferentes generaciones, que luchan para sortear una serie de dificultades, y así sobrevivir en un país donde el machismo y la censura son cuestiones sumamente marcadas.

 

A decir de la crítica, el director de Medio Oriente logra construir una propuesta más luminosa y optimista en comparación con su anterior trabajo, "Taxi Teherán", que también critica el régimen de su país, y que Panahi logró producir clandestinamente, por la prohibición de dos décadas que tiene para rodar y estrenar películas en su lugar de residencia.

 

Finalmente, "Cold War" es hasta ahora la última de las cintas exhibidas en Cannes que han recibido una calurosa acogida, tanto por los espectadores en general como por los miembros de la crítica, debido a la manera excelsa en que se documenta el patrimonio musical de la Polonia post-Segunda Guerra Mundial.

 

El director de dicha cinta ya había dado pruebas de su talento con "Ida", sobre todo en lo relativo al encuadre fotográfico en blanco y negro, y ahora con su nueva obra ha logrado hipnotizar a propios y extraños. En este filme documenta la manera en que el gobierno polaco se apropió autoritariamente de la cultura popular.

 

Sin embargo, la decisión final por la Palma de Oro (a entregarse este 19 de mayo) todavía puede cambiar con la exhibición del nuevo trabajo del turco Nuri Bilge Ceylan, así como el de Mateo Garrone y David Robert Mitchell, exponentes sumamente prestigiados en todo el mundo que habitualmente generan muchas buenas expectativas con cada nueva obra que producen.