Lo que pase en campañas difícilmente cambiará intención de voto, afirman

Foto: 
Pixabay
 
Luis Alberto Cataño

Mauro García Domínguez, investigador de Mercadotecnia de la UPAEP, aseguró que para los poblanos lo que suceda durante las campañas electorales difícilmente va a cambiar su intención de voto, a menos que suceda algo trascendental, pues la sociedad se queda con lo visto en el pasado antes de arriesgarse por un cambio.

 

En entrevista con Imagen Poblana al término de su participación en la presentación de la Encuesta de Preferencias Electorales entre Universitarios, el académico aseveró que en la idea de los votantes, lo ocurrido en el pasado pesa más que lo que acontezca durante las campañas, incluso si es guerra sucia.

 

En ese sentido, afirmó que el único factor de cambio que podría dar un vuelco a nivel local en materia de intención de voto para los electores es la seguridad, que es muy sensible entre la población dados los acontecimientos de los últimos meses.

 

Incluso, dijo que entre los poblanos en general, no solo estudiantes, el miedo al riesgo de otro gobierno con malas características como lo fue el PRI con Mario Marín, puede ser suficiente para refrendar un voto al PAN el 1 de julio.

 

“Me parece que sí, ya no quieren arriesgarse. Antes del PAN vivieron otros gobiernos del PRI que mantenía al estado y cuando llegó el PAN hubo más cosas y la gente se queda con eso, es lo menos peor”, agregó.

 

Valores de preparación y corrupción, lo más importante para los votantes

 

Tanto en Puebla como en México, se vive una época de revuelo por las encuestas durante los proceso electorales, cada vez son más los estudios que salen a la luz y que intentan dar un parámetro de las intenciones de voto entre la población: entre hombres y mujeres, entre personas de diversos niveles socioeconómicos y también sobre la participación de sectores activos entre la población, como los estudiantes.

 

No obstante, a pesar de que estos estudios toman participación directa entre la gente al revelar quiénes son los favoritos para ganar en la próxima jornada electoral, hay variables que no cambian y que son fundamentales para la población, como la preparación académica o la corrupción.

 

En el caso de la encuesta que encabezó la Facultad de Mercadotecnia de la UPAEP, la cual elaboró el estudio con más de mil estudiantes de 21 universidades públicas y privadas de Puebla y que arrojó a Andrés Manuel López Obrador como el favorito para ganar el 1 de julio, fueron las propuestas y la experiencia lo que menos pesó a la hora de decidir el voto.

 

Las variables que más fuerza tienen entre los electores, de acuerdo con el estudio demoscópico, son la de la preparación del candidato, las propuestas que tiene, quién es el menos corrupto, el de más experiencia en gobierno, el impulso a los jóvenes y finalmente quién sea el “menos peor”.

 

En ese sentido, la preparación y la corrupción son las más asociadas a los candidatos y las que más pesen, en especial la corrupción, ya que en otras ocasiones la preparación académica ha pesado, pero no ha generado beneficios a la población en los gobiernos electos.

 

Las demás variables tienen peso, pero en ciertas propuestas y donde no son comparativamente trascendentales, ya que el candidato termina por pesar más en su imagen que lo que tiene detrás en su campaña.

 

Asimismo, de acuerdo con Paulina Gómez, encargada de la elaboración de la encuesta, el 81 por ciento de los electores se van por el candidato y solo el 19 por ciento decide por el partido, dejando atrás el tiempo del “voto duro” y la intención de sufragar solo por los colores institucionales como se estilaba en el pasado.