Agua de Puebla envilecida: se mete hasta en el proceso electoral

Foto: 
Enfoque
 
Luis Alberto Cataño

En medio de la contienda electoral local que tiene sobre el alambre la continuidad de Agua de Puebla para Todos, empresa operadora del servicio de suministro y alcantarillado que desde que entró a la capital poblana no ha acumulado más que críticas y denuncias, la concesionaria ha salido salpicada por meterse en el proceso electoral.

 

Justo en medio del calor de las campañas, en las que desde Morena y el PRI promueven la eliminación de la concesión que entregó a la empresa dirigida por Héctor Durán el control del agua potable en Puebla Capital en 2013, el propio Instituto Nacional Electoral (INE) reconoció que la firma está cayendo en faltas electorales por promocionar programas de gobierno.

 

Según constató el INE, Agua de Puebla para Todos incurrió en una falta grave durante la veda electoral al promocionar en sus recibos obras de gobierno, situación que está más que prohibida.

 

La excusa fue que son un ente privado, pero Héctor Durán olvidó que como empresa tienen encomendado dar un servicio público, por lo que deben responder al igual que lo hacía en años pasados el Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (Soapap).

 

La queja podría darle a la empresa una sanción económica importante, situación que podría no impactar en sus finanzas dados los altos costos que cobra y es la constante desde que entró en operaciones en 2013.

 

Por esta razón y muchas más, la empresa está en el alambre de su negocio millonario, pues desde el PRI como desde Morena han dicho que irán tras la concesión para bajarla en caso de ganar la gubernatura y en el Congreso local.

 

Por su parte, Martha Erika Alonso le dio a Agua de Puebla un ultimátum de 100 días para que mejore significativamente en el servicio, porque de lo contrario iría para atrás la también llamada Concesiones Integrales.

 

Como en antaño, pide Agua de Puebla voto corporativo

 

Otro de “las metidas de pata” de la empresa es obligar a sus trabajadores a votar en favor de la causa panista y en aras que ello les permita seguir con el negocio, ahogado en denuncias y críticas por incumplimiento de servicio.

 

Al menos así lo apuntó el candidato a diputado local por Morena, José Juan Espinosa Torres, quien dio a conocer que trabajadores ya le habían manifestado esta situación al ser también encomendados a retirar la publicidad del partido vinotinto.

 

Podría pensarse que es una queja más del alcalde de San Pedro Cholula con licencia, pero la queja ya fue admitida por el INE y hará una revisión sobre el caso.

 

Aunado a eso, el morenista se sumó a la denuncia de la campaña “De lo dicho a lo hecho”, en la que se promocionan a través de internet cifras y acciones de un servicio en plena veda.