El candidato-diputado Mario Rincón, indolencia supina

Foto: 
Enfoque
 
Luis Alberto Cataño

Sin importarle la situación que se vive en el estado en materia de inseguridad, el panista Mario Rincón González se la volvió a hacer al Congreso del Estado y solicitó otra licencia menor a 30 días para separarse de su cargo como diputado local mientras sigue en su campaña, con lo que bloquea la llegada de su suplente y además deja acéfala, por lo menos otro mes, la Comisión de Seguridad Pública del Poder Legislativo.

 

A pesar de competir por la diputación federal del Distrito VII por la coalición “Por México al Frente”, el panista se niega a soltar su hueso como legislador local al pedir una vez más otra licencia menor a 30 días, la segunda de ellas, para seguir separado al cargo mientras hace proselitismo en el distrito con cabecera en Tepeaca.

 

No conforme con dejar colgado al Congreso local en sus asignaturas pendientes en materia de seguridad, que coadyuvan con el Gobierno del Estado para estrategias que detengan la ola delincuencial, Mario Rincón impide que Francisco Mota, su suplente, tome protesta como diputado y tome las riendas de la comisión.

 

De acuerdo con el presidente de la Mesa Directiva del legislativo, Francisco Rodríguez Álvarez, Rincón González se suma a una lista de diputados abusivos –todos compitiendo bajo los colores del PAN y el Frente– que dejaron su cargo a medias para irse a buscar una candidatura federal.

 

La lista la completan el expriista y hoy panista Rosalío Zanatta Vidaurri, quien va para el Distrito IV de Ajalpan, Víctor León Castañeda para el V de San Martín Texmelucan, Salvador Escobedo Zoletto en el Distrito XIII de Atlixco, María del Rosario Aguilar en el XIV de Acaltán y Corona Salazar, quien es candidata a la alcaldía de Teziutlán.

 

Comisión de Seguridad Pública abandonada

 

Gracias a la displicencia de Mario Rincón, la Comisión de Seguridad Pública no ha sesionado desde el 21 de febrero pasado, dejando atrás el trato de temas trascendentales como los asesinatos de ediles, candidatos y hasta el tema de la policía de San Martín Texmelucan, a la que se le retiró el control de la seguridad en el municipio por parte del Gobierno del Estado, que luego encontró que al menos 119 elementos ni siquiera estaban adscritos a la corporación, además de ocultar pruebas.

 

Además de Mario Rincón, están con licencias menores a 30 días Salvador Escobedo y Rosalío Zanatta, por lo que tres de sus integrantes están fuera del Recinto Legislativo.

 

Además de Socorro Quezada, quien está en una gira legislativa en Ecuador, solo quedan el priista Francisco Javier Jiménez Huerta y el nuevaliancista Cirilo Salas Hernández.

 

Por tal motivo, no ha habido convocatoria para la Comisión de Seguridad y se mantiene inoperante desde hace casi tres meses.