Solo Martha Erika ha volteado a ver verdaderamente a las mujeres

Foto: 
Enfoque
 
Luis Alberto Cataño

Martha Erika Alonso Hidalgo no es la primera mujer que compite por la gubernatura del estado de Puebla; sin embargo, sí es la primera que está en verdaderas probabilidades de obtener el triunfo, lo que le da una amplia responsabilidad para atender los temas de género en la entidad, que representado un verdadero problema en los últimos años.

 

Por esta razón, desde el arranque de las campañas la abanderada de la coalición "Por Puebla al Frente" ha emitido una serie de iniciativas y propuestas en favor de las mujeres para hacerlas parte de su bandera electoral hacia la contienda del 1 de julio.

 

 

Uno de los temas más preocupantes tanto para la candidata como para los demás contendientes, es el de los feminicidios, que han repuntado año con año en Puebla desde hace cuando menos un lustro, llegando a niveles sumamente altos que ponen la inevitable posibilidad de emitir una alerta de violencia de género por parte del gobierno federal.

 

En cuanto a ese tema, Martha Erika Alonso propuso desde el principio colocar una oficina especial para atender los feminicidios y todos los casos de violencia contra las mujeres, la cual será atendida directamente por ella para así definir una estrategia integral no solo que castigue a los agresores, sino que ayude a mitigar estos actos de agresiones en la sociedad.

 

Aunado a los ataques violentos contra mujeres, también está la situación del acoso que viven muchas poblanas día a día, particularmente en el transporte público, por lo que  Alonso Hidalgo ha propuesto la creación de una Línea Naranja, que servirá para transportar únicamente a mujeres y niños menores de 12 años en todas las rutas para evitar convertirse en víctimas de acoso y violencia por parte de los hombres.

 

Pero los temas de género no se tratan solamente con los ataques y la violencia sistemática contra las mujeres, sino que también se deben atender a los grupos más vulnerables representados por las féminas, uno de ellos es el de las jefas de familia.

 

En este particular, la candidata ha ofrecido para las mujeres mayores de 40 años un seguro de desempleo en caso que salgan de sus trabajos para mantener a sus familias, en especial porque este sector encuentra numerosas complejidades para encontrar un nuevo trabajo.

 

También ha hablado de impulsar la actividad económica de las mujeres, apuntalar su creatividad y demostrar que pueden valerse por sí mismas y no necesiten estar casadas o tener un hombre a su lado para salir adelante.

 

En ese sentido, durante la campaña ha hablado de mantener vivo el programa de Crédito a la Palabra de la Mujer, que ofrece cheques de mil o dos mil pesos para que mujeres desarrollen sus proyectos teniendo una base de subsistencia.

 

En el caso de las madres solteras, la candidata panista propuso la opción de estancias infantiles para el cuidado de sus hijos mientras las mamás están en el trabajo, ya que muchas veces están imposibilitadas de dejar a los menores con familiares o en guarderías privadas por su ritmo de trabajo.

 

Además de estos programas, la candidata ha ofrecido entendimiento y sensibilidad para los temas de mujeres, propuestas que solo ella tiene al ser la única candidata y que no encontrarán con sus rivales.