Pasar al contenido principal

Equipo de López Obrador y ONG buscan nuevo fiscal contra la impunidad

Una negociación del equipo de transición de Andrés Manuel López Obrador con organizaciones defensoras de derechos humanos y expertos busca nombrar al titular de la nueva fiscalía general, para combatir la impunidad, dijo a Sputnik una de las principales asesoras del mandatario electo, Tatiana Clouthier.

 

"Acordamos con los colectivos de organizaciones los primeros pasos, pero no se comenzará con cambios constitucionales, sino que avanzaremos a la nueva ley orgánica de la fiscalía, como primer punto, para que transite en el Senado el proceso para proponer un fiscal general", dijo Clouthier, quien será una de las figuras principales del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, izquierda) en el Congreso.

 

Esa secuencia no dejó satisfechas a más de 300 organizaciones y expertos de los colectivos "Fiscalía que sirva" y "Vamos por más", que planteaban realizar primero las reformas constitucionales pendientes, después aprobar una ley orgánica, para culminar con una designación despolitizada del nuevo fiscal autónomo, que fuera realmente independiente de la presidencia y los poderes políticos y económicos.

 

Clouthier explica que primero se debe aprobar una ley orgánica para la nueva fiscalía, pendiente desde la reforma Constitucional del 2014, que creó la creó para reemplazar a la desprestigiada Procuraduría General de la República (PGR), mediante artículos transitorios que permitirán comenzar con un nuevo fiscal nombrado al futuro Gobierno.

 

"El resto de las reformas constitucionales que reforzarán la ley orgánica de la fiscalía, se realizarían en una segunda etapa, en un periodo aproximado de un año, para que entren a operar a la brevedad", adelantó a esta agencia la dirigente originaria de Monterrey el principal polo industrial del norte del país.

 

Esa secuencia implica que en el nuevo Congreso, que abrió sesiones el 1 de septiembre pasado, avance con el reglamento de la nueva institución, a partir de esta semana.

 

Un "artículo transitorio" serviría para atender de forma provisoria los temas que requieren de una reforma constitucional posterior.

 

La novedad es que el proceso comenzará en el Senado y no en la presidencia, con participación de las organizaciones defensoras de DDHH, para proponer a diez candidaturas, entre las cuales López Obrador seleccionará a tres, que regresará a los congresistas para que elijan.

 

"El país tiene tres problemas: corrupción, violaciones a los derechos humanos e impunidad, son temas muy concretos que hay que atender, sin ponerles nombre y apellido", ataja Clouthier cuando se le pregunta por los casos emblemáticos.

 

De esta forma, declinó mencionar casos específicos heredados por el Gobierno anterior en los que la sociedad exige "justicia, reparación del daño y garantías de no repetición".

 

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO