Pasar al contenido principal

Ayuntamiento de Puebla apelará a acuerdos amistosos para definir límites territoriales

El Ayuntamiento de Puebla encabezado por Claudia Rivera Vivanco evitará procesos legales y controversias constitucionales para solucionar los límites territoriales con Coronango, Cuautlancingo, Cuautinchán,  Santa Clara Ocoyucan y con San Pablo del Monte, parte de Tlaxcala, y en vez de eso pugnará con acuerdos con los municipios vecinos.

 

Así lo señaló la secretaria general del Ayuntamiento, Liza Aceves López, quien dejó en claro que la nueva administración municipal se inclinará por acuerdos que permitan solucionar, por la vía del diálogo y la cooperación, los límites territoriales.

 

En entrevista con Imagen Poblana, la funcionaria municipal resaltó que la gestión actual evitará los litigios con las demarcaciones colindantes, gracias a que Coronango, Cuautlancingo y Cuautinchán tienen ediles de extracción morenista, al igual que Puebla, y Santa Clara Ocoyucan tendrá elección extraordinaria en 2019.

 

Manifestó que los ediles de los municipios colindantes están en la mejor disponibilidad para llevar a cabo acuerdas amistosos.

 

"Hay un acuerdo del 2014 por parte del Cabildo, donde se definieron colonias que van hacer tomadas en cuenta para el cobro del impuesto predial, nosotros vamos a seguir trabajando con esa información, es decir, nos vamos a basar en el acuerdo", dijo

 

Inclusive, Aceves López recordó que a través de una reunión donde participaron ediles de la zona metropolitana y donde acudió la alcaldesa Rivera Vivanco, se ratificó la disponibilidad para convenir acuerdos amistosos a fin de delimitar colonias para el tema de contribuciones y servicios.

 

Señaló que en términos de pago de impuesto, los ayuntamientos definirán colonias, como actualmente se hace con Amozoc, para conocer en qué territorio debe cobrarse el impuesto predial y los diferentes servicios.

 

Los problemas más comunes por la indefinición territorial son el pago del predial y limpia, así como el servicio de seguridad.

 

Y es que históricamente la indefinición territorial ha traído problemas a Puebla con municipios conurbados, principalmente por el pago del  predial y por el otorgamiento de servicios como recolección de basura y seguridad.

 

Hasta el momento solo con San Andrés Cholula ha habido una definición territorial, mientras que con el municipio de Amozoc solo hay un acuerdo amistoso y se definieron límites para el cobro de impuestos y el otorgamiento de servicios.

 

En el caso de San Pablo del Monte, Tlaxcala, que tiene con la capital de Puebla una disputa territorial que se extiende a los tiempos de porfiriato, señaló que será tarea del gobierno del estado encontrar una solución cordial o, en su caso, acudir ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO