Pasar al contenido principal

¡Cuidado! Aumentan llamadas de extorsión en fin de año

Ante el gran movimiento económico que suele haber cada fin de año con el pago de aguinaldos, las llamadas de extorsión telefónica incrementan, por lo que los ciudadanos deben estar alerta ante cualquier situación.

 

De acuerdo con información de la Organización Civil México Denuncia, Puebla es el sexto estado con más denuncias por extorsión telefónica, solo por debajo de la Ciudad de México, Estado de México, Michoacán, Jalisco y Tabasco.

 

Le siguen Nuevo León, Guerrero, Chiapas y Tamaulipas en el top ten de llamadas telefónicas falsas.

 

En 10 años, en todo el país se registraron tres millones de llamadas y mensajes de extorsionadores y secuestradores, pero en los últimos meses los delincuentes han cambiado las modalidades en las que operan.

 

Ahora, en lugar de hablar por un supuesto secuestro de un familiar, ahora se tornan amables queriendo ayudar a resolver algún problema a nombre de una institución bancaria, dependencia u organismo, así como el hecho de que se hacen pasar por familiares que han caído en desgracia.

 

Aunque cada año la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal recibe reportes de más de 200 llamadas de extorsión, en la recta final del año entre noviembre y diciembre aumenta considerablemente, por el pago de aguinaldos y estímulos económicos.

 

 

Este tipo de acto de los delincuentes aumenta sobre todo cuando se acerca la quincena y en temporadas donde hay más circulación de dinero por parte de los ciudadanos.

 

 Por ello, en caso de recibir una llamada la principal recomendación es hacer caso omiso a la amenaza o invitación y reportarla al 911, para que el grupo especializado de atención de estos casos puedan intervenir y que más poblanos no caigan en la extorsión.

 

A decir de los especialistas, en caso de una llamada de extorsión se debe mantener la calma, escuchar con atención lo que dicen, pedir tiempo y usarlo para localizar al familiar, anotar el número entrante, el sexo de la persona y todos los datos posibles.

 

 

De ser posible, lo ideal es grabar la llamada, evitar enfrentar ni cuestionar a los delincuentes, una vez que se haya localizado al familiar se debe descolgar el teléfono al menos un par de horas; finalmente, en caso de recibir una llamada amenazante, se debe responder que es número equivocado y colgar.

 

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO