Pasar al contenido principal

Tragedia humanitaria en Yemen sigue empeorando pese a acuerdos ONU

Nueva York.- Pese a los acuerdos logrados esta semana en torno a la guerra civil en Yemen, las trágicas condiciones humanitarias en ese país del Medio Oriente siguen deteriorándose, lamentó el coordinador de asistencia humanitaria de la ONU, Mark Lowcock.

 

“Puedo volver a confirmar lo que las agencias humanitarias han sabido durante mucho tiempo: se está desarrollando una terrible tragedia en Yemen. Y está empeorando”, aseguró Lowcock en una sesión celebrada este viernes en el Consejo de Seguridad.

 

El funcionario de la ONU aseveró que millones de personas en Yemen están hambrientas, enfermas y desesperadas, a pesar del “progreso” logrado en las conversaciones entre distintas facciones yemeníes para declarar un alto al fuego en el puerto de Hudayda, en el oeste de ese país.

 

El acuerdo entre la coalición liderada por Arabia Saudita y los rebeldes Houthi, anunciado por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, consiste en retirar fuerzas militares de Hudayda, el puerto más importante de Yemen, y permitir el ingreso de ayuda humanitaria.

 

En ese sentido, Lowcock reconoció que “por primera vez en mucho tiempo, podemos ver una señal de que, tal vez, las cosas podrían comenzar a mejorar un poco”.

 

Sin embargo, precisó que las personas en Yemen aún “no ven una mejora tangible todavía”. Por ello, enfatizó, el éxito de esta semana no debe llevar a la complacencia sino que debe servir para acelerar la implementación de los compromisos y para seguir trabajando por la paz.

 

El mayor análisis realizado sobre la situación humanitaria en Yemen, difundido esta semana, estableció que Yemen continúa su descenso hacia un estado de hambruna, con más de 20 millones de yemeníes, dos tercios de la población, padeciendo inseguridad alimentaria.

 

Además, 10 millones de esas personas sufren “inseguridad alimentaria grave”, más del doble que hace cuatro años. Mientras tanto, más de la mitad de los distritos de todo el país han caído en condiciones de “emergencia” o casi 60 por ciento más que el año pasado.

 

El documento precisó que Yemen presenta condiciones de “Fase 5”, que se definen como una “catástrofe”, caracterizada por tasas de desnutrición muy altas y elevada mortalidad, y concluyó que casi un cuarto de millón de yemeníes están literalmente al borde de la inanición.

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO