Pasar al contenido principal
Imagen Económica

Por fin, hay buenas noticias económicas

Carlos Alberto Jiménez Bandala*

Inicia el primer año del nuevo sexenio, es el primer gobierno de izquierda, lleva un mes y ya hay cambios notorios: se acabaron los salarios exorbitantes de la alta burocracia; se acabaron los lujos y el dispendio; Los Pinos dejaron de ser la residencia presidencial y hoy son un centro cultural que visita el pueblo, su apertura desnudó una desigualdad grosera.

 

También en este mes inició el programa de apoyo para jóvenes que no están estudiando y que no tienen empleo; a partir de este mes se duplica el apoyo que reciben los adultos mayores y se hace universal y el salario mínimo subió 16% y 100% en la frontera norte respectivamente, como nunca en los 30 años del neoliberalismo. Esto se traduce en un aumento del poder adquisitivo que dinamizará la economía.

 

Se empezaron a otorgar apoyos a los damnificados del sismo del 19 se septiembre de 2017 y del huracán Willa, que sufrieron la indolencia de un gobierno corrupto. Se inició el proyecto de zonas francas para reactivar la economía, en una primera fase en la frontera norte y posteriormente en la zona del Istmo. Se canceló la construcción del Aeropuerto en Texcoco sin provocar ningún pánico en el mercado financiero.

 

El dólar cerró el día de ayer en $19.60, que significa una revaluación del peso de 4% desde que López Obrador tomó protesta. Esto significa el mejor comportamiento de la moneda nacional en un fin de sexenio desde 1970 cuando Luis Echeverría sucedió Gustavo Díaz Ordaz. Diciembre siempre fue un mes difícil para el tipo de cambio, la moneda nacional no tenía resultados positivos desde diciembre de 1993.

 

Gente de la calaña de los Loret de Mola, López Dóriga, Gómez Leyva, Riva Palacios y demás empleados de la derecha reaccionaria, se convirtieron en los agoreros del desastre y quedaron en ridículo. Pronosticaban un caos, lo proclamaron por radio, televisión y redes sociales, hasta lo bautizaron como el “error de octubre”, vaticinaban una fuga masiva de capitales y un tipo de cambio de 30 pesos por dólar. Quedaron hundidos en el descrédito.

 

Junto con ellos, los partidos de la derecha como el PAN y el PRI también se han unido en santa cruzada con los partidos otrora de izquierda como Movimiento Ciudadano y el PRD para dinamitar toda propuesta progresista y seguir la proclamación apocalíptica. El ultimo ridículo que hicieron fue en este fin de año, cuando anunciaron un “gasolinazo” para el primer día del año, a pesar de que el gobierno federal lo desmintió.

 

¿Hubo o no hubo gasolinazo?

Lo que pasó fue que la Secretaría de Hacienda actualizó las tarifas del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en un 3.4%, que es menor a la inflación anual de 2018. Es decir, el impuesto de la gasolina por primera vez en 12 años subió por debajo de la inflación anual. En pocas palabras: no hubo gasolinazo.

 

La siguiente gráfica muestra un comparativo de los precios promedio de la gasolina Premium, la más cara, entre el mes de noviembre de 2018 y los primeros días del mes de enero de 2019. Las entidades seleccionadas son las que mostraron los precios más altos en enero de 2017, cuando Peña Nieto nos recetó un mega gasolinazo que derivó en saqueos y disturbios.

 

En la gráfica se demuestra que aún con el incremento de la inflación que tuvo el IEPS, los precios de gasolina son menores a los del último mes del sexenio de Peña Nieto. Las disminuciones más significativas están en Chihuahua y Sonora, pues en su franja fronteriza recibieron un mayor estímulo. En esas entidades se localizaron expendios que vendieron la gasolina Premium en $14.67 y la Magna en $13.12 como precio mínimo. Estos son niveles similares a los que había en 2012.

 

 

En el resto del país, los precios también fueron más bajos. En Puebla, por ejemplo, la gasolina Premium promedió los primeros días del año en $19.30. Sin embargo, el expendio ubicado en la carretera Teziutlán-Oriental registró el precio más bajo a $16.56. Mientras que el precio más bajo de la gasolina Magna fue de $15.47 en un expendio de la Ciudad de Puebla, de la colonia Amor.

 

¿Por qué bajaron los precios en noviembre?

 

La derecha dice que es mérito de la caída de los precios internacionales; pero durante el sexenio de Fox, Calderón y Peña Nieto los precios internacionales disminuyeron y en México aumentaban. La Secretaría de Hacienda ha denunciado un negocio corrupto entre los importadores que compraban gasolina a sobreprecio y por eso nunca bajaba en nuestro país. Ese negocio se les acabó.

 

Nosotros lo argumentamos con datos desde hace mucho tiempo, no habrá desastre, la economía va a mejorar con las nuevas políticas económicas. Nuestro país saldrá de la banca rota. Tengamos confianza y esperanza. Trabajemos para que esta 4ta Transformación beneficie al pueblo. ¡Feliz Año Nuevo!

 

*Profesor-Investigador Facultad de Negocios Universidad La Salle México

Miembro del Sistema Nacional de Investigadores

 

Twitter: @BandalaCarlos

Air Jordan XXXII 32 Shoes

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO