Pasar al contenido principal

Vecinos cierran carretera por rapto de una niña e indiferencia de autoridades de San Andrés Cholula

Momentos de tensión se vivieron en la carretera federal a Atlixco luego de que vecinos de la localidad de San Bernardino Tlaxcalancingo cerraron la vialidad ante la falta de apoyo de las autoridades por el rapto de una menor de 9 años.

 

De acuerdo con la información ofrecida por los manifestantes, la tarde del jueves fue reportado que Dulce Michelle Caleco había sido sustraída de su domicilio, donde sujetos se la llevaron por la fuerza aprovechando que su mamá estaba trabajando.

 

En el mismo domicilio había otros dos menores de edad; sin embargo, los familiares aseguran que a ellos solo les amarraron la cabeza a la altura de los ojos, pero no se los llevaron.

 

Horas más tarde, la familia recibió una supuesta llamada en la que los captores pedían 6 000  pesos y una muda de ropa para la menor, que debería entregar en el Domino's Pizza del kilómetro 8 de la federal a Atlixco.

 

Por la noche, sin apoyo de las autoridades para presentar una denuncia por el rapto de la menor, los vecinos decidieron presionar y cerraron la carretera por cerca de una hora, causando un congestionamiento vial y dejando varados a varios automovilistas.

 

Fue después de las 22:00 horas cuando la presidenta municipal de San Andrés Cholula, Karina Pérez Popoca, acudió a negociar con los manifestantes y se comprometió a darle seguimiento al caso, por lo que fue reabierta la vialidad, en donde ya había empezado la quema de llantas.

 

Alrededor de las 23:00 horas, la familia acudió a las oficinas de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Puebla, ubicadas en Rancho Colorado, ya que la niña había sido hallada en la capital poblana; no obstante, no revelaron en qué condiciones o en qué lugar, solo dijeron que estaba bien de salud y sin lesiones aparentes.

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO