Pasar al contenido principal

Nuevo proyecto de AMLO a consulta pondría en riesgo la seguridad de los poblanos

A diferencia de la consulta que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador para decidir el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México o la que se hizo para programas prioritarios y la construcción del Tren Maya, esta vez la consulta que desea emprender el Gobierno de México alerta sobre potenciales riesgos para la seguridad de los poblanos.

 

Y es que el propio ejecutivo anunció que será el 23 y 24 de febrero cuando en Morelos sea efectuada una consulta para la construcción de una termoeléctrica en Huexca; sin embargo, para su funcionamiento requerirán la adecuación de un gasoducto que la nutra, el cual pasaría por Tlaxcala y Puebla, justo a las faldas del volcán Popocatépetl.

 

Esto ha alertado a organizaciones y grupos de protección del medio ambiente para exigir que no sea construido dicho gasoducto, ya que podría representar un grave riesgo para las poblaciones aledañas.

 

Al menos así lo ha manifestado el Centro Universitario Para la Prevención de Desastres Regionales (Cupreder), que puso sobre la mesa la posibilidad de una catástrofe con un gasoducto en una zona tan sensible como lo son las faldas del volcán más activo en México.

 

Investigadores no han tenido reparo en alertar que el paso de gas natural a alta presión, en el que puede haber robo por parte de huachicoleros, sería un grave riesgo en caso de una erupción volcánica.

 

De acuerdo a investigadores, el sismo del 19 de septiembre de 2017 causó daños en el subsuelo, que si bien no son evidentes dado que es una zona poco poblada, los daños en la zona poblana complican más la operación e instalación de este gasoducto.

 

La consulta

 

El presidente anunció en Cuautla, Morelos, la construcción de la termoeléctrica, que promete ser la que dé la tarifa de electricidad más barata del país, para ello sería llevada a cabo una consulta popular como todos los megaproyectos que planifica su gobierno.

 

La consulta será entre el 23 y 24 de febrero únicamente en Morelos, pese a que desde Tlaxcala y Puebla hay demandas y quejas para que no sea desarrollado este proyecto, pues pondría en riesgo a la población.

 

La construcción del gasoducto prevé el desarrollo de un paso de 160 kilómetros de tuberías que pasarían en las faldas del volcán, donde no hay certeza sobre las condiciones de seguridad.

 

Y es que el proyecto no es nuevo, ya que que su idea data desde 2009 con la diferencia que en aquel momento no estaba tan presente el problema del huachicoleo en Puebla y Tlaxcala.

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO