Pasar al contenido principal

Grandes atentados perpetrados en el mundo en 2018 y 2019

Moscú.- Este viernes, al menos 49 personas perdieron la vida y medio centenar resultaron heridas tras sendos tiroteos ocurridos en dos mezquitas de la ciudad neozelandesa de Christchurch, en lo que la primera ministra calificó como "uno de los días más oscuros" de la historia del país.

 

A continuación, repasamos otros grandes atentados terroristas perpetrados en distintos países del mundo a lo largo de 2018 y 2019.

 

2019

 

El 1 de marzo cerca del hotel Hilac UK en el centro de la capital de Somalia, Mogadiscio, se produjo la explosión de un coche bomba seguida por un tiroteo. El ataque, que ocurrió en una calle con numerosas tiendas y restaurantes, se saldó con al menos 29 muertos y 35 heridos.

 

El 14 de febrero un terrorista suicida lanzó su coche bomba contra un convoy policial en el estado indio de Jammu y Cachemira, causando más de 40 muertos y decenas de heridos.

 

Un día antes, el 13 de febrero, en la provincia iraní de Sistán y Baluchistán un atacante suicida hizo estallar su coche bomba cerca de un autobús que transportaba a agentes de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica. Como consecuencia, 41 personas murieron y otras 20 resultaron heridas.

 

El 17 de enero un atentado con coche bomba a la Escuela de Cadetes General Santander en Bogotá provocó la muerte de 20 estudiantes de esa institución y dejó 68 heridos.

 

El 16 de enero una explosión junto a una patrulla de la coalición internacional en la ciudad siria de Manbij se llevó la vida de 27 personas, incluidos cinco soldados estadounidenses.

 

El 15 de enero un ataque al complejo hotelero DusitD2, en Nairobi, causó 21 víctimas mortales, entre ellas varios extranjeros, y una treintena de heridos.

 

2018

 

El 20 de noviembre, el centro de Kabul fue sacudido por una potente explosión provocada por un terrorista suicida durante la celebración de la festividad musulmana del Mawlid que conmemora el nacimiento del profeta Mahoma. El balance oficial del atentado fue de 55 fallecidos y 94 heridos.

 

El día 9 de ese mismo mes, un triple ataque suicida cerca del Hotel Sahafi, en Mogadiscio, segó la vida de 53 personas y dejó heridas a más de un centenar.

 

El 22 de septiembre, en la ciudad iraní de Ahwaz un grupo de hombres armados abrieron fuego contra la multitud durante un desfile militar, provocando 28 muertos y 60 heridos.

 

El 11 de septiembre al menos 68 personas murieron y 165 resultaron heridas en la provincia oriental afgana de Nangarhar después de que un terrorista suicida detonara una bomba en medio de una manifestación.

 

El 3 de agosto dos atacantes kamikazes lanzaron varias granadas y se hicieron explotar en el interior de una mezquita en Gardez, en la provincia afgana de Paktia, donde se encontraban al menos 600 personas. Al menos 30 personas fallecieron y más de 80 resultaron heridas.

 

El 25 de julio un ataque suicida en plena jornada electoral dejó al menos 31 muertos y una treintena de heridos en la ciudad de Quetta, oeste de Pakistán.

 

Ese mismo día, pero en el sur de Siria, en la provincia de Al Suwaida, una cadena de atentados terroristas provocó 215 víctimas mortales y 153 heridos.

 

El 22 de julio, una explosión sacudió las inmediaciones del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai en Kabul matando a 23 personas y dejando heridas a otras 107.

 

El 13 de julio, al menos 149 personas perdieron la vida y 186 resultaron heridas a causa de un atentado suicida perpetrado durante un mitin electoral en la provincia pakistaní de Baluchistán.

 

El 10 de julio, un ataque perpetrado también durante un acto de campaña electoral provocó 22 muertos y 60 heridos en la ciudad pakistaní de Peshawar. Entre los muertos se encontraba el líder del izquierdista Partido Nacional Awami, Barrister Haroon Bilour.

 

El 1 de julio, al menos 19 personas murieron y otras 20 resultaron heridas en un atentado suicida perpetrado cerca de la oficina del gobernador en la ciudad afgana de Jalalabad, capital de la provincia oriental afgana de Nangarhar.

 

El 23 de junio se produjo una explosión en el estadio de White City Stadium de la ciudad zimbabuense de Bulawayo, donde el presidente Emmerson Mnangagwa celebraba un acto electoral. Aunque el propio Mnangagwa salió ileso, el ataque causó dos muertos y 49 heridos.

 

El mismo día una explosión durante un mitin en apoyo al primer ministro etíope, Abiy Ahmed Ali, en la capital Adís Abeba, provocó dos muertos y 156 heridos mientras que el propio primer ministro salió ileso. Según los organizadores del mitin, una granada fue lanzada directamente hacia la tribuna donde estaba Ahmed Ali.

 

El 17 de junio un terrorista suicida detonó su carga explosiva cerca de la oficina del gobernador de la ciudad Jalalabad, en Afganistán. El ataque se saldó con 25 muertos y más de 50 heridos.

 

El 16 de junio por la noche un doble ataque suicida en la ciudad de Damboa, situada en el noreste de Nigeria, mató a 31 personas y causó heridas a varias más.

 

Ese mismo día, más temprano, un terrorista suicida perpetró un ataque en el este de la provincia afgana de Nangarhar, durante una reunión de militares y civiles afganos con los talibanes con motivo de la fiesta Eid al Fitr. Murieron 35 personas y 65 resultaron heridas.

 

El 6 de junio, dos explosiones se produjeron cerca de una mezquita en el barrio de Madinat al Sadr, en el este de Bagdad. Los ataques causaron 20 muertos y 110 heridos.

 

El 6 de mayo se produjo una explosión en una mezquita en la provincia afgana de Host (este), 17 personas perdieron la vida y 34 resultaron heridas.

 

El 30 de abril, Kabul fue escenario de un doble atentado suicida. El primero fue perpetrado por un terrorista en una moto, el segundo atentado fue obra de otro terrorista, que detonó una bomba veinte minutos después, cuando acudieron al lugar policías y periodistas. En las explosiones murieron 29 personas, entre ellas reporteros y cámaras, y más de 40 resultaron heridas.

 

El 22 de abril en Kabul, en la víspera de elecciones legislativas afganas, un terrorista hizo estallar una bomba cerca de un centro de registro de electores. Murieron 57 personas y otras 119 sufrieron heridas.

 

Otra explosión, cerca de un centro electoral, tuvo lugar en la provincia afgana de Baglán. Perdieron la vida siete personas y otras 10 resultaron heridas.

 

El 21 de marzo se produjo una explosión a la entrada de una universidad en Kabul. El terrorista suicida se inmoló en una muchedumbre que se dirigía a un mausoleo chií para festejar Navruz, la Fiesta de la Primavera. Murieron 29 personas y más de 52 resultaron heridas.

 

El 2 de marzo, en la capital burkinesa, Uagadugú, a causa de un doble atentado al Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas y la embajada francesa, murieron ocho personas y otras 80 resultaron heridas.

 

El 23 de febrero se perpetraron dos atentados con coches bomba contra el palacio presidencial y un hotel en la capital de Somalia, Mogadiscio. Las explosiones fueron seguidas por disparos. Los ataques se saldaron con 38 muertos y 20 heridos.

 

El 27 de enero, un ataque con una ambulancia cargada de explosivos se perpetró en el barrio diplomático de Wazir Akbar Khan, en la capital afgana. El atentado provocó 103 muertos y 235 heridos.

 

El 23 de enero, 41 personas fallecieron y más de 80 resultaron heridas tras un atentado que se produjo al lado de una mezquita en la ciudad libia de Bengasi. Dos coches bombas explotaron con un intervalo de 30 minutos al lado de la mayor mezquita en Bengasi, cuando los creyentes salían del edificio. En la explosión murió también el jefe del departamento de investigación del Ejército de Libia, Ahmed Al Feitari.

 

El 15 de enero, 26 personas perdieron la vida y 95 resultaron heridas en un doble ataque suicida en Bagdad.

 

El 4 de enero un terrorista suicida activó su carga explosiva junto a un puesto de control de la Policía en el sector PD9 de Kabul. El ataque causó 20 muertos y más de 30 heridos.

View products by sport

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO