Pasar al contenido principal

Miles de jóvenes se manifiestan en España contra el cambio climático

MADRID.- Miles de jóvenes salieron hoy a las calles de 60 ciudades españolas para protestar contra el avance del cambio climático, en un ambiente festivo y sin incidentes.

  

En Madrid se desarrolló la marcha más concurrida, a la que acudieron 4.500 personas según las fuerzas de seguridad españolas, aunque los sindicatos de estudiantes cifraron los asistentes en casi 50.000.

  

"Ni un grado más ni una especie menos", pedía una masa de personas que destacaba por su juventud y una conciencia social colectiva que pretende mejorar las condiciones del planeta.

  

La manifestación empezó en la céntrica Puerta del Sol de la capital española y recorrió las principales arterias del centro de Madrid.

  

En Barcelona, al noreste de España, en la marcha se veían pancartas que rezaban "No tenemos otro planeta, cuidemos éste".

  

Las marchas también se desarrollaron en ciudades como Valencia (este) o Vigo (noroeste), que registraron numerosas concentraciones en sus cascos históricos.

  

El denominador común de las consignas, según la prensa española, fue pedir a los gobiernos que respeten tratados tan importantes en el ámbito medioambiental como el Acuerdo de París y tomen medidas que combatan el avance del cambio climático.

   Las manifestaciones se enmarcaron dentro del movimiento "Friday For Future", que reclama acciones urgentes por el medioambiente en todo el mundo.

  

"Hoy los jóvenes nos están dando una lección. No tenemos 'un planeta B'. Este Gobierno lo sabe y está actuando", escribió el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, en su cuenta de Twitter.

 

"El Ministerio de Transición Ecológica coordina los trabajos para una transición ecológica que no deje a nadie atrás. Por ellos, por ellas, por las generaciones que vienen", agregó.

  

Durante los nueve meses que lleva Sánchez en el cargo, su Ejecutivo ha tomado medidas medioambientales importantes, como la creación del Ministerio de Transición Ecológica o derogar el llamado "Impuesto al Sol".

  

Esta medida dificultaba y desincentivaba el desarrollo de la energía solar fotovoltaica y del autoconsumo eléctrico en España, uno de los países de la Unión Europea con más horas de Sol al año.

 

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO