Pasar al contenido principal

Priistas “celebran” con bombo y platillo que llevan las de perder

Aunque actualmente el Partido Revolucionario Institucional (PRI) es la tercera fuerza política en el estado de Puebla, producto de los malos gobiernos del pasado no solo a nivel federal, sino también a nivel local, los militantes que todavía siguen a este partido mantienen vivas sus esperanzas.

 

"Con bombo y platillo", simpatizantes del priismo poblano  celebraron la toma de protesta del candidato a la gubernatura de Puebla, Alberto Jiménez Merino, acto que llevado a cabo en un salón de San Andrés Cholula, al que asistió la dirigente nacional Claudia Ruiz Massieu.

 

Además, estuvieron presentes algunos exgobernantes de Puebla como Mario Marín Torres, el “góber precioso”, quien  llegó muy ufano a la toma de protesta, el e mandatario Melquiades Morales Flores y la exalcaldesa Blanca Alcalá Ruiz.

 

Sin embargo, como era de esperarse, el gran ausente fue Enrique Doger Guerrero, quien en repetidas ocasiones ha manifestado su molestia por la designación de Jiménez Merino.

 

 

Con fiesta, baile y hasta la tradicional selfie, los militantes demostraron que por el momento lo que menos les preocupa dentro del campamento tricolor es la tendencia negativa de votación que tienen, la cual los ubica con pocas posibilidades de obtener el triunfo.

 

Y es que a pesar del complicado panorama que tienen de cara a las elecciones extraordinarias del próximo 2 de junio, los priistas se comportan de la misma forma que lo hacían hace 20 años, cuando eran considerados los más fuertes para ocupar cargos de elección popular.

 

Por lo anterior, parecería que el Revolucionario Institucional todavía no aprende de sus errores, que lo llevaron a la derrota y al declive absoluto del partido tanto en Puebla como en territorio nacional.

Air Jordan IX Low

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO