Pasar al contenido principal

Nada ilícito en allanamiento a casa de ex presidente peruano, dice abogado

El abogado del fallecido expresidente Alan García (1985-1990, 2006-2011), Erasmo Reyna, afirmó este jueves que la Fiscalía no halló nada ilícito en el allanamiento a su vivienda realizado el miércoles 17 por presuntos delitos en el caso Odebrecht.

 

"Se han encontrado recibos de los pagos de los servicios de su vivienda, el estado de cuenta de su tarjeta de crédito, algo que toda persona tiene en casa, además su agenda política del año 2005 que presentó antes de iniciar la campaña electoral. Eso es lo único que han encontrado (los fiscales), no hay nada ilícito", dijo Reyna en una rueda de prensa desde el local del Partido Aprista Peruano, del cual García fue líder.

 

El abogado enfatizó que el equipo fiscal Lava Jato no halló tampoco ningún documento o prueba que incriminara al exmandatario o a algún allegado en delitos relacionados con la constructora brasileña.

 

Por otro lado, Reyna señaló que los fiscales que allanaron la casa de García no siguieron el "protocolo establecido" para la diligencia.

 

Afirma que él llamó al fiscal adjunto Henry Amenábar, presente en la casa de García en el allanamiento, para comunicarle el fallecimiento del exjefe de Estado.

 

Sin embargo, el fiscal titular José Domingo Pérez le ordenó a Amenábar "continuar con lo programado".

 

El abogado ha cuestionado la legalidad de continuar con el allanamiento de una vivienda de una persona muerta.

 

El miércoles, la Oficina de Control Interno del Ministerio Público decidió abrir una investigación contra los fiscales Pérez y Amenábar por presuntas faltas en el desarrollo del allanamiento y la detención de Alan García.

 

La Oficina de Control Interno indica que los funcionarios no habrían ejecutado las "medidas necesarias" para dirigir la diligencia.

 

También se cree que no habrían cumplido con informar al detenido sobre sus derechos fundamentales, así como no habrían velado por su integridad física.

 

El miércoles 17 la justicia ordenó el allanamiento de la vivienda del expresidente y su captura para que sea sometido a prisión preliminar por las investigaciones relacionadas a Odebrecht.

 

García, ante la presencia de los fiscales y la Policía, se retiró a su habitación en donde se disparó en la cabeza con arma de fuego, siendo trasladado el hospital Casimiro Ulloa de Lima, en donde murió a las pocas horas.

 

Los restos del exjefe de Estado están siendo velados en el local del Partido Aprista Peruano y su cremación está programada para el viernes 19.

Off White X Max 90

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO