Pasar al contenido principal
Indice Político

Que no vuelvan a robar nuestras riquezas naturales

Francisco Rodríguez

Somos afortunados. Tenemos grandes reservas de recursos naturales, pero estamos financiando con nuestras materias primas el fanatismo de los halcones de Washington, el envilecimiento fanático de quienes promueven la guerra en nombre de Dios.

 

Y todavía nos amenazan, merced al control del petróleo y los recursos fósiles a gran escala, con alzas o bajas estratégicas e inopinadas en el momento que juzgan necesario. Nos dejan indefensos en las guerras comerciales y ponen sobre nuestras cabezas la espada de Damocles. Es tiempo de justipreciar nuestras riquezas.

 

El debate internacional sobre la explotación y saqueo de las materias primas contenidas en el subsuelo, en aguas someras y en la superficie de los territorios nacionales no ha terminado. Se inició con los principios de la navegación y el comercio ultramarino, y se consolidó cuando las potencias impusieron...

 

... junto con la ideología liberal - mercantilista, el triunfo de las teorías clásicas en relación a "la mano invisible", el individualismo y el libre mercado absoluto, la creación de grandes zonas de influencia sujetas a la ley del más fuerte, a los principios salvajes de la selva.

 

Si en un principio las ideologías económicas prevalecientes en la época de los monarcas absolutos se asentaban sobre la explotación de todos los minerales del subsuelo, en la actualidad, cuando los imperios han socavado sus riquezas en la frenética industrialización...

 

... y en la desmedida ambición comercial, lo mismo que en políticas belicistas paranoicas, la exploración se extiende hacia todo lo que pueda considerarse como fuente de riqueza: los bosques, productos agrícolas, piedras preciosas, elementos minerales detonantes de energía, especies de la biodiversidad, el agua y el gas, entre muchos otros.

 

El precio del intercambio de las mercancías, extraídas fundamentalmente de los paraísos del subdesarrollo, fue impuesto siempre por el vencedor en las inicuas guerras de conquista. Esta ha sido una regla que no admite excepción en el pasado...

 

... y que llegó a regular, desde el precio de los bienes y productos valiosos para los intercambios, hasta el valor de los esclavos, en un contrabando feroz y misántropo que ha alcanzado niveles de locura. Es el tráfico de las tragedias. Lo que nos impele a estar más que alertas y tener planes de aprovechamiento y rescate.

 

La ruda invasión de las llamadas Siete Hermanas petroleras

 

Las latitudes enclavadas entre los trópicos de Cáncer y Capricornio, el cinturón de la miseria y la cuna de las grandes civilizaciones alrededor del planeta, han sido el escenario de la guerra, desde que en 1893 Henry Ford descubrió el funcionamiento del automóvil a base de combustión de gasolina, hasta nuestros días.

 

La ruda invasión de las llamadas Siete Hermanas petroleras, empresas de exacción apoyadas por los aparatos bélicos anglosajones, sedientas de calmar la apremiante necesidad de hidrocarburos para mantener el modo de vida occidental, ha sido el argumento de marras.

 

Un sinnúmero de conferencias y acuerdos internacionales adoptados desde 1945, año de la rendición de Tokio y la caída de Berlín, en el entorno de la reconstrucción capitalista europea con base en el Plan Marshall, llegaron al acuerdo inducido por los grandes monopolios de fijar el precio del dólar como el patrón monetario insustituible...

 

... para regular todas las transacciones internacionales sobre el comercio y la industrialización de los minerales del subsuelo. Paradójicamente, hoy es mayor el monto de traslado a los rescates de las transnacionales en el mundo del subdesarrollo que lo que costó el famoso Plan para reconstruir media Europa.

 

Nuestro fondo de reserva sólo sirve para fortalecer al dólar

 

Pero la ambición rompió el saco, como siempre pasa. Las constantes y crecientes necesidades económicas de apoyo monetario planteadas por el gobierno instalado en la rivera del Potomac para financiar sus aventuras bélicas provocaron inabarcables déficits fiscales, financieros y comerciales que obligan hoy a sus aliados europeos y asiáticos a depreciar sus monedas…

 

... para poder lograr el "equilibrio" mercantil que, a querer o no, lo único que hace es fondear y robustecer las reservas del tesoro norteamericano. Vaya, hasta los fondos de reserva de los países explotados, como México, se comprometen en defensa del dólar, su Majestad fallida.

 

Desde 2002 el FMI avierte sobre el inminente colapso del dólar

 

Las devaluaciones artificiales que durante mucho tiempo mantuvo la moneda china, el yuan, para fortalecer el poder de compra del dólar, no fue sino parte de la estrategia asiática para que sus productos manufacturados pudieran entrar y ser comprados por el mercado estadounidense, uno de los más grandes del mundo.

 

Obviamente, todos se dieron cuenta de que los grandes perdedores en este birlibirloque o trueque sofisticado fueron, según lo dio a conocer hace tres décadas la correduría Morgan Stanley, los países que generaron la artificial devaluación en aras de que no bajaran sus exportaciones.

 

No hacía falta que llegara al poder el burlón anaranjado. Todos los periódicos especializados del mundo han prendido la luz roja desde el 2002 ante la insólita advertencia del Fondo Monetario Internacional acerca del colapso del dólar. Desde entonces, es un hecho conocido que Rusia se ha jactado...

 

... internacionalmente de poseer las reservas en oro más grandes del planeta. Los banqueros chinos e hindúes más sofisticados, quienes representan a las dos economías mixtas de mayor crecimiento mundial, han sido junto con las monarquías árabes y los ayatolas de Irán los principales compradores de oro, al mismo tiempo que el Banco Central japonés.

 

Se avecina una gran crisis: nuestra economía está dolarizada

 

La OPEP no tarda ‎en cotizar el precio del barril de crudo en euros o en monedas duras como el rublo o el yuan, lo cual según el diario Globe and Mail, sería una tontería menor, cuando el sistema financiero internacional ha entrado en la fase terminal.

 

Desde Riad, la capital de Arabia Saudita, primer exportador, emergió la idea de la venta de los hidrocarburos en oro, pues dicen los malasios que la depreciación del dólar ha sido la que ha devaluado la cotización real del precio del barril. Es la gran crisis que se avecina para México que tiene su economía dolarizada. Para todos los demás será sólo una experiencia.

 

Con el Pemex de AMLO, un camino diferente al acostumbrado

 

Los bufones de la OCDE seguirán llegando a México a menospreciar el apalancamiento de Pemex, a cerrar cualquier posibilidad de un plan de industrialización en base a los hidrocarburos.

 

Esta es la hora de la verdad para saber de qué estamos hechos. La decisión de reconstruir Pemex y su sindicato democrático, elevar la productividad y enjaular a los nefastos caciques laborales, será la voz de fuego para emprender un camino diferente al que nos estaban acostumbrando.

 

No hacerlo ya, sería un suicidio. Más que una pendejada, una traición a todos los mexicanos bien nacidos.

 

¿No cree usted?

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO