Pasar al contenido principal

Viralizan imágenes falsas del incendio en la Amazonía

Tras los devastadores incendios que afectan la Amazonía, algunas imágenes desgarradoras de animales y bosques ardiendo se han viralizado, causando dolor e indignación entre los internautas.

 

Sin embargo, el equipo de verificación de la agencia AFP detectó que muchas de ellas no corresponden al incendio en la selva amazónica, pues fueron tomadas hace años o fuera de Brasil.

 

Debido a la urgencia ambiental, el hashtag #PrayForAmazonas se volvió tendencia mundial en redes sociales, lo que provocó que muchas imágenes fuera de contexto se viralizaran.

 

 

La cruda imagen de un mono sosteniendo a su cría, supuestamente muerta, entre sus brazos es una de las imágenes más virales. No obstante, fue tomada en 2017 por el fotógrafo Aninash Lodhi en Jabalpur. Lodhi le comentó a The Telegraph que en realidad la cría no había muerto, solo se había tropezado.

 

 

Un pequeño conejo que está prácticamente carbonizado puede verse en muchas publicaciones, pero el animalito tampoco es víctima de la llamas en la Amazonía, ya que fue retratado mientras huía de un incendio en  Woolsey, California.

 

 

Otra fotografía muestra a un zorro huyendo del fuego, pero fue tomada en septiembre de 2011, durante una cobertura del fotógrafo Silva Junior en los incendios ocurridos en Ribeirão Preto, Brasil.

 

 

Otra imagen muestra una gran extensión de bosque ardiendo en llamas y con grandes columnas de humo, pero tampoco es actual, pues corresponde a 1998. El actor Jaden Smith la compartió en su cuenta de Instagram y obtuvo más de un millón de “me gusta”, lo que no sabía es que la imagen fue tomada por un fotógrafo de Sipa Press, adquirida luego por Rex Features y publicada por The Guardian en 2007, en un especial sobre la deforestación de la Amazonía a lo largo de 40 años.

 

 

La fotografía que muestra un bosque ardiendo en llamas tampoco corresponde a los incendios en la Amazonía, pues fue tomada por el fotógrafo John McColgan el 6 de agosto del 2000 durante un incendio en Montana, California.

 

 

Es así como podemos comprobar que no todo lo que circula en redes sociales es verdadero, pues en muchas ocasiones los internautas comparten información o imágenes apócrifas que se viralizan sin antes comprobar si son falsas o no, reportó El Universal.

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO