Pasar al contenido principal

México debe aprender de incendios amazónicos y cambiar políticas: WWF

México debe aprender de la ola de incendios que afecta a la cuenca sudamericana amazónica, cambiar su política energética centrada en el petróleo y contener la sobreexplotación de su biodiversidad, que son causas del cambio climático, dijeron el viernes a Sputnik ecologistas del WWF y Greenpeace.

 

"La importancia de la Amazonía es indiscutible por todos sus servicios ambientales como mayor pulmón de oxígeno, pero la catástrofe ambiental de los incendios no es un fenómeno aislado, tiene consecuencias en toda la región y a nivel planetario que exigen respuestas", dijo Cynthia Menéndez experta en desarrollo bajo en emisiones contaminante y combate al cambio climático del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

 

Los incendios se han incrementado por varias razones, vinculadas a la actividad humana, "que causa el aumento de temperatura global, fenómenos meteorológicos, falta de lluvias y sequías", dijo la experta sobre el impacto del cambio climático en México, con siete años de experiencia en proyectos sustentables en países latinoamericanos.

 

Ese desastre pone en riesgo no solo la foresta, sino la enorme diversidad de especies terrestres y acuáticas únicas en el planeta.

 

Las causas vinculadas con la actividad humana ponen a México ante "el problema de la falta de políticas y presupuesto asignado a la agenda ambiental", afirmó la coordinadora del proyecto Ciudades Sustentables de WWF en este país.

 

Esa emergencia "enciende las alertas sobre problemas que no se deben minimizar, que necesitan acciones pendientes en el cuidado de medio ambiente nacionales", agregó.

 

La especialista, posgraduada en Biotecnología por la Universidad de Queensland de Australia, recuerda que México ha vivido este año emergencias por los incendios en el Valle de México, donde se asienta la capital, ocurridos durante marzo y abril, en la pasada primavera boreal.

 

"Esos incendios alrededor de la capital se sumaron a los registrados en las montañas del estado de Oaxaca (sur), y en la península de Yucatán (este), que tampoco son fenómenos aislados, sino están directamente vinculados a la masiva deforestación, la indiscriminada tala ilegal de bosques y la sobreexplotación de recursos naturales", prosiguió la especialista.

 

Las autoridades mexicanas han llamado a tomar acciones internacionales en la cuenca sudamericana de la Amazonía pero también les corresponde "un cambio de sus políticas públicas, que consideren el factor ambiental como parte de un problema complejo, que no se limiten al manejo de recursos naturales, por sus implicaciones sociales económicas y políticas".

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO