Pasar al contenido principal

Morena va a la Plaza de la Victoria, símbolo de los gobiernos panistas

Quizá tan solo por detrás de la Estrella de Puebla y un par de distribuidores viales, no hay sello más morenovallista en la capital poblana que la Plaza de la Victoria, que durante tiempos añejos pasaba como una simple explanada y que ahora es el punto más alto y festivo de la zona de Los Fuertes, remodelada en 2012 por el exgobernador poblano.

 

En su momento, la millonaria remodelación de la zona de Los Fuertes fue criticada, pero ahora se optó por este lugar como la sede para el cierre de Morena que será engalanado por Andrés Manuel López Obrador y que dará el último mensaje claro del movimiento “antiprianista”, justo a unos cuantos cientos de metros de Casa Puebla, residencia del gobernador.

 

Pero las dudas de esta sede nacen gracias a que Los Fuertes no solo es un símbolo de los gobiernos panistas, sino que además han sido el punto donde cada 15 de septiembre o 31 de diciembre, mientras Moreno Valle fue titular del ejecutivo se hicieron cuantiosas fiestas con espectáculos.

 

Asimismo, la sede no parece ser tan grande como debía esperarse para un encuentro de tal magnitud, ya que resulta difícil pensar que será un punto de encuentro de más de 50,000 personas, como convoca Morena para el cierre.

 

Y es que el cierre, planeado para el sábado 23 a las 17 horas, debe dar un punto de inflexión claro en la campaña si es que pretende ganar el movimiento lopezobradorista en la entidad.

 

Sin ser un espacio usado en muchas ocasiones para actos de tinte político, la zona de Los Fuertes ya tuvo sus antecedentes proselitistas.

 

En 2013 fue el lugar diseñado por la campaña panista para ser el cierre de Antonio Gali Fayad cuando competía por la alcaldía poblana, que ganó.

 

Para 2014, el panismo volvió a usar el espacio, pero esta vez para que el entonces contendiente a la presidencia nacional del partido, Gustavo Madero Muñoz, hiciera un acto con militantes en su campaña por reelegirse como líder nacional blanquiazul.

 

Aunque faltan 10 días para la fecha, sin duda se estará a la expectativa del cierre en lo que será el final de campaña más cerrado en la historia reciente de Puebla entre Morena y el PAN.

 

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO