Pasar al contenido principal

Calderón, el “Lord Desapariciones” que pide confianza con nuevo partido político

Calderón, el “Lord Desapariciones” que pide confianza con nuevo partido político

El expresidente Felipe Calderón Hinojosa se ha colocado como el mandatario con más desapariciones forzadas de los últimos años, pues de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el panista acumula el 77% de las quejas en los últimos 13 años.

 

Aunque esta cifra es de llamar la atención, Calderón Hinojosa, junto con su esposa Margarita Zavala, pretenden lograr la creación de un nuevo partido político para participar en futuras elecciones federales, algo que es muy cuestionable.

 

De acuerdo con la CNDH, con Felipe Calderón fueron desaparecidas forzadamente 55 personas defensoras de derechos humanos, dos de ellas integrantes de grupos insurgentes, mostrando una crisis de violencia que pocas veces se había visto en México.

 

En el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa se dio la llamada “guerra contra el narcotráfico”, que derivó en la muerte de más de 60,000 personas entre delincuentes, militares, policías y civiles.

 

Aunado a esto, el descontrol que se dio con esta fallida guerra provocó que una gran cantidad de personas fueran desaparecidas, muchas de estas siguen sin ser halladas, lo que hace al sexenio de Calderón como el que peor crisis de inseguridad tuvo.

 

Los problemas generados por Calderón Hinojosa fueron heredados a la administración de Peña Nieto, pero nunca alcanzó los niveles de desapariciones forzadas que presentó el sexenio del panista.

 

Aunque estas cifras son alarmantes, Felipe Calderón se ha convertido en uno de los críticos más feroces del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador. Incluso, ha comparado su sexenio con lo que lleva de mandato el tabasqueño, afirmando que hizo mejor trabajo.

 

La sociedad ha tratado con mano dura a Calderón, a quien le han recordado todos los problemas que se generaron en el país con su guerra contra el narcotráfico, exigiéndole no ponerse como ejemplo ante los nuevos gobiernos.

 

Por estos motivos, resulta increíble que Calderón, junto con Margarita Zavala, pretenda mantenerse vigente en el mapa político y además busque nuevamente el voto mexicano para sus propios intereses.

 

No obstante, es preciso señalar que muy probablemente la intentona de Calderón de crear un nuevo partido político fracase, pues los mexicanos no le han dado su apoyo para obtener el registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

SIGUE CONECTADO