Fue un crimen político, afirma Rivera Sosa

Foto: Enfoque
El candidato del PRI en el distrito II con cabecera en Zacatlán, Lorenzo Rivera Sosa, lamentó la muerte su coordinador de campaña en Chignahuapan, Salvador Méndez Morales, quien fue ultimado a balazos la noche del lunes por dos sujetos a bordo de una motocicleta.   El priista descartó que se trate de un crimen perpetrado por parte del crimen organizado, pero señaló que sin duda es un crimen con trasfondo político. Con la voz entrecortada, Rivera Sosa hizo un llamado enérgico al gobierno del estado para que resuelva de urgencia este asesinato y que los autores materiales e intelectuales sean atrapados.   En entrevista vía telefónica, Lorenzo Rivera señaló que en el estado y especialmente en la región de la Sierra Norte se vive un ambiente de inseguridad y amenazas, muchas de ellas con tintes políticos, por lo cual no descartó que el asesinato de su colaborador, quien también era regidor en Chignahuapan, tenga el mismo origen.   Descartó que él vaya a detener su campaña por este hecho criminal, así como tampoco solicitará seguridad especial al gobierno del estado, aunque sí puso énfasis en que el asesinato de Salvador Méndez Morales ocurrió a las puertas de su casa de campaña, lo cual es indicador de que la intención es intimidarlo.
Notas Relacionadas