Comer frutas y verduras en la juventud se vincula con corazón saludable

WASHINGTON.- Las personas que comen más frutas y verduras en la juventud tienen más probabilidades de tener un corazón saludable 20 años más tarde, se indicó en una investigación publicada hoy en la revista Circulation de la Asociación Americana de Cardiología.

 

Estudios previos sólo mostraron una fuerte asociación entre el consumo de más frutas y verduras y la reducción en el riesgo de enfermedad cardiaca entre los adultos de edad mediana.

 

"La gente no debe suponer que puede esperar a tener más años para comer saludable", dijo en una declaración el principal autor del estudio, Michael Miedema, principal cardiólogo asesor e investigador clínico del Minneapolis Heart Institute.

 

"Nuestro estudio indica que lo que uno come como adulto joven puede ser tan importante como lo que uno come como adulto mayor", dijo.

 

Para el estudio, los investigadores emplearon datos de 2.506 adultos de entre 18 y 30 años de edad que participaron en un estudio sobre salud cardiaca financiado por el gobierno de Estados Unidos entre adultos jóvenes de raza negra y de raza blanca.

 

Al inicio del estudio en 1985, los participantes proporcionaron un historial alimentario detallado, información sobre otras variables en el estilo de vida y factores de riesgo cardiovascular como presión arterial, tabaquismo, peso y otros puntos.

 

Veinte años más tarde, los participantes se sometieron a una tomografía computarizada para verificar la acumulación de calcio en las paredes de las arterias del corazón o puntuación de calcio arterial coronario. Una puntuación más alta se asoció a un mayor riesgo de ataques cardiacos y otros eventos de enfermedad cardiaca coronaria.

 

Los participantes fueron divididos en tres grupos sobre la base de su consumo diario de frutas y verduras.

 

Las mujeres en el tercio superior ingirieron un promedio de nueve porciones de frutas y verduras diario y los hombres registraron un promedio de más de siete porciones diarias.

 

En el tercio inferior, las mujeres consumieron en promedio 3,3 porciones diarias y los hombres 2.6 porciones diarias.

 

Todas las porciones se basaron en una dieta de 2.000 calorías diarias.

 

Los investigadores encontraron que quienes consumieron más frutas y verduras al inicio del estudio tuvieron 26 por ciento menos probabilidades de desarrollar placa calcificada en las arterias coronarias 20 años más tarde, en comparación con quienes consumieron menos frutas y verduras.

 

"Nuestros hallazgos apoyan las iniciativas de salud pública encaminadas a aumentar la ingesta de frutas y verduras como parte de un patrón de alimentación saludable", dijo Miedema. "Se requiere más investigación para determinar qué otros alimentos tienen un impacto sobre la salud cardiovascular en adultos jóvenes".

Notas Relacionadas