Expansión del virus Zika plantea grandes desafíos a nivel mundial

Foto: Xinhua

La confirmación de la asociación del virus del Zika con microcefalia en bebés y el síndrome de Guillain-Barré implicaría grandes retos en materia de salud pública en el mundo, pues se modificaría la estrategia contra la enfermedad.

 

En caso de no comprobarse esta asociación expuesta en varios estudios recientes, el virus sería una fiebre leve que solo provocaría síntomas en una de cada cuatro personas infectadas, aseguró la investigadora del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), Rosa María del Ángel Núñez de Cáceres.

 

El virus es capaz de atravesar la placenta, llegar al sistema nervioso y ocasionar una enfermedad que puede tener todos los cuadros clínicos, desde la muerte hasta retraso mental o motriz del bebé, expuso la investigadora.

 

“Es muy importante conocerlo, porque si se comprueba la asociación, sería necesario desarrollar una vacuna, así como métodos de diagnóstico eficientes para hacer el seguimiento clave de las mujeres que estuvieron expuestas al virus”, señaló la investigadora.

 

Al participar en el coloquio “Verdades, mentiras e incógnitas sobre el Zika”, realizado en el marco del 55 aniversario del Centro que pertenece al Instituto Politécnico Nacional (IPN), la especialista dijo que se deben desarrollar métodos de diagnóstico en la fase de convalecencia y controlar a los mosquitos transmisores.

 

La estrategia deberá determinar si hay reservorios del mosquito transmisor, pues aun cuando se proteja a la población humana o se reduzca la cantidad de esos insectos, es probable que el virus surja otra vez, indicó Del Ángel Núñez de Cáceres.

 

La investigadora mencionó que un indicio de que el zika podría relacionarse con casos de microcefalia en recién nacidos cuya madre fue infectada es que el virus se parece a los que generan encefalitis, pero esto se sabrá pronto con nuevos estudios.

 

“En este momento en Colombia y Brasil, donde se detectaron casos de microcefalia, se tiene un buen seguimiento de mujeres embarazadas con síntomas de zika que acudieron a los servicios de salud, pero habrá que esperar al nacimiento de los bebés para conocer su situación”, abundó.

 

Del Ángel Núñez de Cacéres manifestó que la transmisión del zika a través de transfusiones sanguíneas es viable, como sucede con el virus del dengue.

 

“Durante la fase aguda de la infección esto es posible, como se ha reportado en Colombia, Brasil y otros países”, refirió.

 

El desarrollo de una vacuna tomará muchos años como sucedió con la del dengue, por lo que las personas infectadas deberán mantenerse en reposo, beber líquidos en abundancia y tomar paracetamol, indicó la investigadora del Cinvestav.

 

Para evitar el contagio, la investigadora recomendó que las mujeres embarazadas se cubran de manera adecuada y usen repelentes para evitar la picadura del mosquito, además deben someterse de manera periódica a exámenes de control prenatal.

Notas Relacionadas