Colombianos elaboran escultura de sal del Papa Francisco

Foto: 
semana.com
 
Notimex

Zipaquirá, Colombia.- Una escultura y un cuadro con la imagen del Papa Francisco, tallados en sal por el artista Carlos Penagos, es uno de los homenajes de los colombianos al máximo jefe de la Iglesia católica, en su visita pastoral que iniciará este miércoles en Bogotá.

 

La iniciativa surgió entre las autoridades de Zipaquirá después que el Vaticano descartó una invitación para que durante su visita a Colombia llegara a La Catedral de Sal, el monumento religioso más hermoso en este país sudamericano que es visitado cada año por más de 600 mil turistas.

 

Cuando los 125 mil habitantes de este municipio, ubicado a una hora de Bogotá y a dos mil 650 metros de altura sobre el nivel del mar, se enteraron que el líder de la Iglesia católica visitaría Colombia iniciaron, con su alcalde Luis Alfonso Rodríguez, varias gestiones ante los jerarcas de la iglesia en Bogotá y el Vaticano.

 

“Nosotros tuvimos la esperanza de poder traer al Papa Francisco a la Catedral de Sal de Zipaquirá, un monumento religioso turístico muy importante. Es la primera maravilla de Colombia. No fue posible por las condiciones logísticas y de agenda de su santidad Francisco”, contó el alcalde a Notimex

 

Además de la apretada agenda del Papa Francisco a Colombia, que estará del 6 al 10 de septiembre en Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena, la altura de los dos mil 650 metros de altura sobre el nivel de mar de Zipaquirá, fue un factor determinante para no incluir este sitio en la visita pastoral.

 

Pero las autoridades y la comunidad católica en Zipaquirá decidieron rendir un singular tributo al Papa Francisco, con una escultura de su imagen tallada que fue develada a un lado del altar mayor de la capilla en lo más profundo del socavón.

 

El artista colombiano Carlos Penagos, encargado de crear la escultura, también hizo un cuadro en sal con el Papa Francisco, que será entregado al líder de la Iglesia católica durante su visita pastoral a Colombia.

 

“Somos un pueblo muy religioso, muy católico y tenemos un gran afecto por el Papa Francisco, y quisimos hacer un homenaje de reconocimiento, afecto y de fe. Por eso se mandó hacer un busto de su santidad en una roca de sal”, explicó el alcalde.

 

Y “queremos que el Papa Francisco se lleve dentro de sus recuerdos de Colombia a Italia, un cuadro de su imagen también tallada en sal”.

 

“Queremos, subrayó, que estos recuerdos perduren como un signo de su visita tan importante para los colombianos que estamos viviendo una etapa especial de paz, reconciliación y unidad, que son los mensajes que el santo padre viene promoviendo”.

 

La Catedral de Sal es un recinto construido en el interior de las minas de sal de Zipaquirá y se ha constituido en uno de los destinos religiosos más visitados por turistas nacionales e internacionales, y un centro de actividades culturales con museos en su interior y conciertos de música religiosa.