Pasar al contenido principal

El terrible peligro al que se podría enfrentar cualquier fumador de cigarrillos electrónicos

El terrible peligro al que se podría enfrentar cualquier fumador de cigarrillos electrónicos

Los médicos estadounidenses afirman haber realizado el primer trasplante de dos pulmones a un paciente que fumaba cigarrillos electrónicos y que sufrió graves problemas respiratorios.

 

El equipo médico del Hospital de Henry Ford en Detroit (EEUU) comunicó que el joven de 17 años había sido sometido a una cirugía de trasplante que duró aproximadamente seis horas. Anteriormente había pasado un mes conectado a la máquina que lo mantenía con vida después de que sus pulmones fallasen completamente. De no operarse, su muerte era segura.

 

Definido por su familia como un atleta que tenía una buena salud, el joven ingresó en el hospital a comienzos de septiembre con síntomas propios de una pulmonía. Tras varias semanas su condición empeoró tanto que los médicos lo colocaron primero en la lista de trasplantes de pulmón. Usualmente, la mayor parte de pacientes suele pasar meses en cola esperando a un donante, pero este no fue el caso. El doctor Hassan Nemeh declaró nunca haber visto antes, durante los 20 años de su carrera profesional, lo que vio en los pulmones de este joven.

 

"Había una enorme inflamación y multitud de cicatrices, además de manchas múltiples con tejido muerto. Los pulmones estaban tan rígidos y su tejido tan cicatrizado que literalmente tuvimos que sacarlos del pecho. Nunca me había enfrentado en la vida a una situación tan nefasta", aseveró Nemeh, citado por el portal Science Alert.

 

Ahora, un mes después de la operación, el joven está recuperándose, aunque sigue estando muy débil. El pronóstico sobre su salud a largo plazo es incierto. La esperanza de vida media de las personas sometidas a una operación de trasplante parecida es de aproximadamente siete años, pero muchos pacientes viven entre 15 y 20 años en función de una serie de factores, según la doctora Lisa Allenspach.

 

"Esperamos que gracias a que es joven y a su evolución en el futuro pueda vivir y estar bien durante mucho tiempo", aseveró.

 

La extraordinaria operación de este joven recuerda que existe una severa crisis en la salud pública desde que los cigarrillos electrónicos son tan populares. Desde marzo de 2019 las enfermedades relacionadas con los cigarrillos electrónicos han matado a 39 personas y han sido causa de hospitalización de más de 2.000 en EEUU, según los datos publicados por el Centro para el control y la prevención de enfermedades (CDC, por sus siglas en ingles).

 

A principios de noviembre el CDC señaló al acetato de la vitamina E como posible culpable de las funestas estadísticas. El acetato de la vitamina E es una sustancia pegajosa como la miel que suele utilizarse como agente espesante en muchos productos con tetrahidrocannabinol y que tiende a quedarse en los pulmones. Al menos el 86% de los 867 pacientes examinados por los investigadores del CDC reportaron haber utilizado productos con tetrahidrocannabinol durante los tres meses antes de que desarrollaran los primeros síntomas de enfermedades pulmonares.

SIGUE CONECTADO